Una voz a favor de las salas de conciertos: «En España se relaciona música con desmadre y no es así»

Nikita Rider, mánager de bandas como Heredeiros da Crus, alerta de que el cierre sin más de los lugares donde se programa música acabará con los grupos del futuro

s. g.
vilagarcía / la voz

Otra vez se habla de despedidas. Se cumple la profecía que habla de no dar segundas oportunidades porque nunca salen bien. Adiós a la música en vivo, a las cervezas con amigos y a mover la cabeza al son de la canción. Cierra el ocio nocturno y se lleva por delante a las salas de conciertos que, malheridas, aguantaron a duras penas el primer chaparrón. La música se lleva la peor parte de esta criba que mira con lupa a las artes desde junio, cuando, en cambio, sí se permitió ir a los toros sin miramientos.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Una voz a favor de las salas de conciertos: «En España se relaciona música con desmadre y no es así»