La promoción del turismo náutico une las dos orillas de la ría de Arousa

Las mancomunidades de O Salnés y Barbanza firman un convenio «histórico» por el que impulsan la navegación a vela por la ruta jacobea marítimo-fluvial


vilagarcía/ la voz

Tan cerca y tan lejos. Las comarcas de O Salnés y Barbanza están bañadas por la misma ría, pero el hecho de pertenecer a provincias distintas y de tener un único paso de conexión por vía terrestre -a través del puente del Ulla- provoca que sean dos territorios próximos pero distantes. Hace años hubo un intento de establecer una línea marítima entre ambas costas, pero aquel proyecto no cuajó. Ahora se plantea otra iniciativa mucho más ambiciosa que cobró forma a bordo de un catamarán en medio de la ría.

Las mancomunidades de O Salnés y Barbanza Arousa firmaron este miércoles un convenio de colaboración para promocionar el turismo náutico a través de la ruta jacobea que recrea el traslado de los restos del apóstol por vía marítima hacia Pontecesures y, de ahí, a Santiago.

El uso de este itinerario con fines turísticos no es un invento de ahora. Hace décadas que se está promocionando la Ruta marítimo fluvial Mar de Arousa y Ulla a través de la iniciativa pública y privada. La puesta en marcha de la Variante Espiritual por parte de la Mancomunidade do Salnés supuso un nuevo impulso y ahora la entidad le de una vuelta de tuerca más de la mano de sus vecinos de Arousa Norte.

La colaboración con la operadora North Marinas hará posible atraer a veleros a la ría al reclamo del fenómeno jacobeo. Quienes acrediten haber navegado un mínimo de cien millas y haber realizado el último tramo del Camino de Santiago por vía terrestre recibirán la Compostela, que acredita que su titular peregrinó hasta la tumba del apóstol. Los promotores del proyecto no dudan del éxito de esta fórmula, que fomenta el turismo de calidad, ecológico y seguro, «unas cualidades que en estos tiempos se convierten en virtudes», según indicó el responsable de North Marinas, Jesús González. En esta primera fase, los esfuerzos se centrarán en el norte de Europa y en una segunda se abordará el reto de atraer a los veleros procedentes de puertos del sur de la Península.

Este convenio nace pensando, sobre todo, en el próximo año jacobeo, pero su incidencia tendrá efectos inmediatos. De hecho, este fin de semana está prevista la salida de una expedición desde el Cantábrico rumbo a la ría, y se espera que haya muchas más.

Impresionante, excepcional e histórico fueron algunos de los adjetivos que emplearon los responsables del proyecto en el acto de este miércoles, en el que los presidentes de las mancomunidades de municipios, Marta Giráldez y Manuel Ruiz, estamparon su rúbrica en el documento.

Junto a ellos estaban los gerentes y personal técnico de ambas entidades; el responsable de North Marinas; la comisaria del Xacobeo 2021, Cecilia Pereira, y alcaldes y concejales llegados de Ribeira, Boiro, A Pobra, Rianxo, Vilagarcía, Cambados, A Illa, Ribadumia, Meis y O Grove. Los representantes de Sanxenxo y Meaño excusaron su ausencia. El único concello que se desliga de esta iniciativa es Vilanova, que prefiere hacer su propia apuesta turística bajo el nombre de Mar de Santiago. En total son trece los concellos que participan en «Navega el Camino» y la idea es que se incorporen más en el futuro, también de fuera de Galicia.

El turismo náutico podría ser la punta de lanza para que estas mancomunidades establezcan lazos de colaboración en otros ámbitos relacionados con el turismo, al menos esa es la voluntad expresada por los alcaldes. «Este é un paso importante para potenciar o que nos une, a ría», señaló Ruiz. «Non somos rivais senón que somos complementarios», abundó Marta Giráldez en la cubierta del catamarán.

Era ya mediodía y había dejado de llover. Completado el acto protocolario, cada embarcación volvió a su puerto de partida, a Vilagarcía y A Pobra.

O Grove recuerda que carece de puerto deportivo para sacar partido a esta iniciativa

Los responsables políticos reciben el proyecto «Navega o Camiño» con entusiasmo y como una oportunidad. Los navegantes que apuesten por esta ruta tendrán que dejar sus barcos amarrados en algún puerto arousano, comer y quizás pernoctar, lo cual tendrá repercusión económica en los respectivos concellos. Pero no todos los municipios cuentan con la logística adecuada.

El alcalde de O Grove, José Antonio Cacabelos, aprovechó la ocasión que le brindó la firma de este convenio entre mancomunidades para reivindicar, una vez más, un puerto deportivo. «O Grove é o único que non conta con porto deportivo, polo que non poderá beneficiarse da atracción turística que esta campaña suporá, especialmente entre público doutros países europeos», indica vía comunicado.

Los puertos deportivos que existen en A Toxa y Pedras Negras son de gestión privada, recuerda el alcalde, y este último ni siquiera está dentro del ámbito de la ría de Arousa.

O Grove lleva años reclamando unas instalaciones para el turismo náutico cerca del casco urbano y Cacabelos vuelve a poner el asunto sobre la mesa aprovechando que este jueves tiene prevista una visita a Portos de Galicia. «O deixamento da Xunta volve a discriminar á localidade. Queda demostrado que xa non se trata dunha necesidade, senón dunha obriga do Goberno autonómico, que debe traballar na promoción do Camiño de Santiago e todas as súas posibilidades. O Grove seguirá sendo un referente turístico, pero a ausencia desta posibilidade está a limitar o seu crecemento e a mellora do seu posicionamento como destino turístico internacional».

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

La promoción del turismo náutico une las dos orillas de la ría de Arousa