Notable alto para la «muy buena» añada 2019 de la denominación Rías Baixas

M. C. REDACCIÓN / LA VOZ

AROUSA

MARTINA MISER

Son vinos con una graduación media elevada, con un color amarillo pajizo y tonos verdosos y brillantes

12 ago 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Muy buena, superando el notable como puntuación media. Esa es la nota que el pleno de la denominación de origen Rías Baixas ha dado a la añada del 2019, tras haber ratificado esta calificación en la reunión mantenida el 26 de junio. Esa decisión, como explican desde el consello regulador, se adoptó en base a un informe técnico desarrollado por el órgano de control y certificación cerrado el 31 de mayo, fecha en la que se había calificado el 47,9 % del vino elaborado durante el pasado ejercicio.

El 2019 se caracterizó por ser un ejercicio con una «brotación rápida e irregular». Desde la denominación explican que en las subzonas del Condado de Tea y O Rosal, el viento produjo algunos estragos en los brotes, perjudicados también por el granizo de finales de abril. Los fenómenos metereológicos adversos también influyeron en la floración.

Racimos más pequeños

De ahí que los racimos fueran más pequeños y menos compactos de lo habitual. No obstante, frente a la climatología de esos meses, en agosto y septiembre el tiempo seco y soleado favoreció la maduración de la uva. De ahí que la vendimia se desarrolló en unas condiciones propicias para recoger uvas de alta calidad. Al final se recogieron 32,4 millones de kilo, un 16,04 % menos que en el 2018.