El paso de un patinete por la zona peatonal degenera en una gresca a gritos en O Piñeiriño

La policía frenó la discusión entre los clientes de un bar y un grupo de vecinos

A. GARRIDO
vilagarcía / la voz

Los ánimos en el barrio de O Piñeiriño, en Vilagarcía, parecen tan encendidos como el mercurio de los termómetros en este caluroso y extraño mes de agosto. El domingo, un suceso tan nimio como la incursión de un patinete en uno de los tramos de calle cerrados al tráfico condujo a una tremenda discusión que enfrentó a los clientes de un bar con un grupo de vecinos y obligó a intervenir a la policía.

La gresca se desató poco después del mediodía. La llegada de un patinete, que se internó en el área que pronto será objeto de una profunda humanización por parte del Concello, fue suficiente para que en la terraza de un bar inmediato se iniciase un debate al que se sumó un vecino, asomado a una de las ventanas de su vivienda. Aderezado por una discusión paralela sobre el uso de las mascarillas, el tono del asunto fue creciendo hasta degenerar en una serie de amenazas bastante contundentes. Tanto, que varias patrullas de la Policía Local y dos dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía se desplazaron hasta el barrio para calmar a los contendientes antes de que las palabras diesen paso a los hechos.

La bronca fue aprovechada por la plataforma vecinal que se opone a la peatonalización y ayer pidió públicamente al gobierno local una reflexión sobre el proyecto que se va a llevar a cabo en O Piñeiriño. De alguna forma, los portavoces del colectivo están convencidos de que la decisión de cerrar las calles al tráfico está provocando «pelexas entre veciños, ruído ata altas horas da madrugada, ouriños nas rúas e destrozos no mobiliario».

El PP exige a Varela que se reúna con las plataformas de Vilaxoán y As Pistas

Convencido de que el alcalde «cada vez tiene más gente en contra», los responsables del Partido Popular en Vilagarcía reclamaron ayer a Alberto Varela que reciba a las plataformas vecinales creadas tanto en O Piñeiriño como en Vilaxoán.

Los populares aseguran que Ravella vetó a uno de los dos colectivos en la última sesión plenaria, lo que los lleva a calificar al grupo socialista de «inmóvil y censor». La formación que encabeza Ana Granja sostiene que el gobierno local emplea «pobres excusas como tener agotada la agenda» y se pregunta por qué el regidor «abrió de par en par el salón noble del Concello a una gestora recién renacida», como la que acaba de tomar las riendas de la asociación de vecinos de Vilaxoán. «Ahí parece que el alcalde sí es diligente y que está cómodo, pero si puede recibir a unos habrá que recibir a los demás», argumentan los conservadores, quienes acusan a Varela y a su equipo de falta de voluntad política y de rehuir las explicaciones «porque no quieren dar la cara y pisar Vilaxoán».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El paso de un patinete por la zona peatonal degenera en una gresca a gritos en O Piñeiriño