La planta de suministro de la mancomunidad será la primera en Galicia en implantar paneles solares

La nueva tecnología permitirá ahorrar un 60 % en la factura eléctrica


vilanova / la voz

«Isto non ten volta atrás, é unha revolución». Son palabras del ingeniero agrónomo Luis Varela, el encargado de explicar este viernes los pormenores del proyecto de instalación del sistema de energía solar fotovoltaica de que va a disponer la planta de tratamiento de agua de la Mancomunidade do Salnés. Será la primera infraestructura de este tipo en Galicia en implantar esta tecnología que, según las previsiones, debería estar operativa en octubre.

De momento, la mancomunidad está en el proceso de licitación del proyecto -compiten nueve empresas- y este viernes convocó a los alcaldes y a los medios de comunicación para dar cuenta de la iniciativa.

Economía y medio ambiente

Más allá de los detalles técnicos, la conclusión que cabe destacar es que esta actuación va a permitir un ahorro del 60 % en la factura del consumo energético de la planta, lo cual supone que de pagar 50.000 euros por este concepto se pasará a unos 20.000 euros. A lo cual hay que añadir los beneficios medioambientales, dado que se elimina la emisión de gases CO2 a la atmósfera y con ello se da un paso más en la batalla contra el efecto invernadero. La planta de la mancomunidad consumió en 2019 236.876 kilovatios, de los cuales el 52 % podrán producirse a partir de este año a través de energía solar.

Para ello se van a instalar 258 módulos sobre la cubierta del depósito del agua de Tremoedo, orientados hacia el sur, con el fin de aprovechar al máximo los rayos del sol, que en las Rías Baixas son generosos respecto al resto de la comunidad autónoma, especialmente en verano.

El proyecto tiene un coste de cerca de 120.000 euros que se financian en su mayor parte (86.000 euros) con Fondos de Cooperación, a través de la Xunta y, el resto, con aportaciones de los concellos. La garantía de los paneles y del sistema es de 25 años y el ahorro económico que se conseguirá con esta tecnología, de origen chino, permitirá amortizar la inversión municipal en el plazo de año y medio, según apuntaron los técnicos. A vista de todas estas ventajas, algunos alcaldes ya están pensando en trasladar este modelo a sus propios municipios e, incluso, dar el salto a la energía eólica. Ese es un camino por recorrer. Lo que es ya una realidad es la apuesta de la mancomunidad por la energía solar a la hora de optimizar recursos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La planta de suministro de la mancomunidad será la primera en Galicia en implantar paneles solares