El Náutico se blinda para evitar nuevas aglomeraciones de gente en la playa

El jueves se concentró una multitud en A Barrosa e intervino la Guardia Civil, que anuncia una denuncia contra el establecimiento. La empresa y el Concello sostienen que el local cumple la ley


O Grove / la voz

La tarde del jueves fue complicada para el Náutico de San Vicente de O Grove. A propósito del concierto de Iván Ferreiro una avalancha tomó la playa de A Barrosa -situada al pie del recinto- y esta situación provocó la intervención de la Guardia Civil. Los agentes interpusieron varias denuncias porque muchas personas no llevaban la mascarilla obligatoria y el instituto armado confirmó ayer que tramitará otra denuncia contra el establecimiento por no tener licencia como sala de conciertos.

Ante esta situación, Miguel de la Cierva, el propietario del Náutico, tuvo que tomar una serie de medidas. La primera fue cancelar el concierto de Mucho, que seguía el jueves al de Iván Ferreiro, para evitar males mayores. «No podíamos arriesgarnos a que se volviese a reproducir la misma situación», explicaba a través de las redes sociales.

La segunda medida consistió en colocar una valla para separar el recinto de la playa, valla que ayer se cubrió con una lona para evitar que alguien tenga la tentación de aprovechar la privilegiada situación que ofrece el arenal para ver y escuchar los conciertos. La tercera medida fue aclarar que el Náutico está trabajando dentro de la legalidad, a pesar de que la Guardia Civil va a presentar una denuncia contra el negocio.

Según explican desde la empresa, si bien es cierto que solo tienen autorización para cafetería-restaurante, están amparados legalmente porque en su día solicitaron ante el Concello permiso para acoger conciertos, presentando la documentación requerida en estos casos, esto es, el seguro de responsabilidad civil y una declaración responsable.

El alcalde, José Antonio Cacabelos, corroboró ayer esta información y señaló que «O Náutico cumpre todos os requisitos, está habilitado para esta actividade».

Así las cosas, el local de San Vicente continúa con su agenda. Ayer actuaba Laboratorio, hoy repite y el domingo se espera a Alejo Stivel que, aunque el Náutico tiene este verano del covid-19 la política de no anunciar el cartel, la noticia de la presencia del componente del mítico Tequila en San Vicente ya circula por las redes.

Miguel de la Cierva también recurrió a Facebook para pedir a la gente que cumpla con las normas de seguridad. En lo que respecta a su local, «seguiremos como hasta ahora, con la norma de no aceptar a grupos de gente de pie y admitiendo solamente el acceso cuando se pueda disponer una mesa para los que quieren entrar». «Seguiremos también manteniendo el local cerrado al público por las noches, funcionando solamente con el galpón y terrazas para evitar situaciones problemáticas causadas por la gente irresponsable».

E hizo un ruego. «Nos gustaría pedir a la gente que no se ponga cerca de la valla o, por lo menos, que no se acerque a los demás y cumpla con la obligatoriedad del uso de mascarilla. El problema de los rebrotes es real y muy serio. La cultura es segura. Con un poco más de precaución no hay motivo para que no se pueda hacer una vida casi normal y no poner en peligro el sustento y la salud de mucha gente», concluye el empresario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Náutico se blinda para evitar nuevas aglomeraciones de gente en la playa