El bipartito cambadés aplaude que el Capítulo do Albariño anulara sus actos

Bea Costa
bea costa CAMBADOS / LA VOZ

AROUSA

La Xunta cree que es momento de «facer renuncias» y apela a la responsabilidad

31 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La decisión del Capítulo Serenísimo do Albariño de suspender los actos del domingo ha sido bien recibida en el Concello y en la Xunta. Es, dijo la alcaldesa, Fátima Abal, «o máis razoable», a la vista de actuales circunstancias; el mismo término utilizó el concejal de Seguridade Cidadá y Sanidade, Tino Cordal, «alégrome de que recapacitaran»; y para el vicepresidente de la Xunta en funciones y cabaleiro de la orden, Alfonso Rueda, «é un exercicio de responsabilidade».

Rueda se pronunció en estos términos este jueves, a preguntas de la prensa y a propósito de la inauguración del Túnel do Viño, una de las dos únicas actividades que se celebra, junto a la cata concurso, en el Albariño de este año. Lo demás, conciertos, degustación en A Calzada y atracciones se han suspendido como consecuencia de la pandemia, pero el Capítulo Serenísimo mantuvo hasta última hora en su agenda el tradicional acto de investidura de cabaleiros, que este año se iba a convertir en un homenaje a los sanitarios y a las fuerzas del orden que estuvieron en primera línea durante el estado de alarma.

El lunes presentaron los actos y el miércoles comunicaban su cancelación, después de que el Concello anunciase que no iba a colaborar en la logística del acto y le pidiese al Capítulo una serie de requisitos y documentos legales para poder celebrar el evento con todas las de la ley. «Pero non máis que para calquera outro evento», matizó ayer Cordal.