Una Segunda B con 20 equipos más dificulta el plan del Arousa para repetir bloque

La comisión deportiva del club vilagarciano inicia hoy gestiones exprés para intentar conservar el 85 % de la plantilla que consiguió el regreso a la fase 27 años después


vilagarcía / la voz

«A nosa intención é volver contar co 80-85 % dos xogadores» de la temporada que acaba de rematar, «manter o bloque». Porque «o equipo que tivemos era altamente competitivo. Non hai un futbolista que non puidera ser titular. E para as nosas posibilidades é un cadro de xogadores dificilmente mellorable». Sobre esta premisa, explica el vicepresidente deportivo del Arousa, Rodrigo Lojo, inicia hoy la comisión deportiva del club vilagarciano la construcción de la plantilla para el curso 2020/21. Un equipo que, confirmada el pasado viernes la continuidad del entrenador pontevedrés Rafa Sáez, afrontará la próxima Liga de Tercera División con la obligación de repetir presencia en la fase de ascenso a Segunda B y pelear por, esta vez sí, lograr el salto de categoría.

La capacidad colectiva de los 21 futbolistas que completaron el último ejercicio bajo las órdenes de Rafa Sáez para devolver al Arousa a la promoción de ascenso a la división de bronce del balompié nacional supone al tiempo una garantía y una gran dificultad añadida sobre la mesa de trabajo de la comisión deportiva del club. Garantía, en tanto la pretendida continuidad del bloque aseguraría un equipo de los más competitivos de la Tercera División, condición que probó no solo durante los 27 encuentros disputados de la fase regular hasta la suspensión por la pandemia, concluyendo en el tercer puesto del grupo gallego; también con su actuación en la fase de ascenso exprés, donde solo la falta de puntería relegó al Arousa de la final por la nueva plaza gallega en la Segunda B 2020/21, que el sábado se agenció el campeón de Liga, el Compostela.

La garantía lleva consigo la dificultad que para un club como el Arousa supondrá amarrar a sus mejores efectivos, colocados por su rendimiento individual y colectivo en un puesto destacado del mercado. Y no solo del de Tercera.

«Hai xogadores que deron un moi alto nivel, e sabemos que teñen mozas que poden pagar moito máis ca nós», apunta Rodrigo Lojo, que a la realidad de que «nós imos manexar un orzamento practicamente idéntico ao da tempada anterior» añade el hecho de que «a Segunda B pasa este ano de 80 a 100 equipos -al eliminarse los descensos tras el punto final a la temporada regular por las derivadas de la pandemia-. Iso son moitos xogadores» a mayores para nutrir las filas de las nuevas franquicias de la categoría de bronce.

La mayoría antepone al Arousa

Así las cosas, la comisión deportiva del Arousa ha elaborado una estrategia con la que, confían en el club, pueda conservar la mayoría de ese 80-85 % de futbolistas que quiere mantener en nómina. «Imos ver se somos quen de ter feito a rolda de renovacións ao final do mércores», cuenta Rodrigo Lojo, «acelerar o proceso» para intentar exprimir las bazas con las que juega la entidad arlequinada en su complicada partida de póker sobre la mesa de un mercado estival más complicado que nunca.

«Nós o que lles podemos ofrecer aos futbolistas é a estabilidade e a seriedade deste curso e a nosa aspiración de volver xogar a fase de ascenso». Argumentos que, comprende el vicepresidente deportivo del Arousa, no bastarán para imponerse a las posibles ofertas irrechazables de Segunda B que les puedan llegar a los futbolistas, pero sí capaces de decantar la balanza del lado vilagarciano en más de un caso: «Moitos dos xogadores dixéronnos que ante ofertas con similares condicións quedan no Arousa, e outros que se reciben ofertas non moi superiores, tamén. Todos nos dixeron que van escoitar primeiro o Arousa. Estámoslles moi agradecidos», declara Lojo.

Varios futuros rivales por las plazas de promoción tienen ya buena parte del terreno avanzado

Lo comentaba el viernes Rafa Sáez tras el anuncio oficial de su renovación como entrenador del Arousa, en el que cumplirá su tercera temporada al frente del vestuario de A Lomba. La mayor parte de los futuros rivales del conjunto vilagarciano tienen prácticamente cerradas sus plantillas para la próxima campaña. Una ventaja lógica, por cuanto el club arlequinado hubo de centrar toda su atención, recursos y esfuerzos desde comienzos de junio a preparar su histórico regreso a la fase de ascenso a Segunda B.

Entre los conjuntos que más y mejor se parecen haber rearmado ya figuran al menos dos equipos llamados a disputar una de las cuatro plazas en la próxima promoción a la categoría de bronce. Dos habituales en la pelea por acabar entre los cuatro mejores del grupo gallego de la Tercera, impulsados este verano además por el afán de borrar sus decepcionantes trayectorias en la última Liga.

El Bergantiños de José Luis Lemos, que terminó la temporada 2019/20 en la decimocuarta plaza, no solo ha renovado ya a la práctica totalidad de la potente columna vertebral de su anterior proyecto, Marcos Rodríguez, Yelco, Agulló, Aarón, Remeseiro, Aarón, Diego Vela, Canedo, Cano y Duque; también ha incorporado a nombres como los de Diego Uzal (Somozas) y un seguro bajo palos, Brais Pereiro, con 8 años en Segunda B y el Unionistas de Salamanca como anterior destino.

Las intenciones del Alondras de Jorge Otero y Fonsi Valverde, que acabó la Liga decimosexto, quedan claras al leer entre los nombres de sus refuerzos los de dos mediocentros de la calidad del ex arousista Sergio Santos, procedente del Choco, quinto clasificado, y Yahvé (Rápido de Bouzas).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una Segunda B con 20 equipos más dificulta el plan del Arousa para repetir bloque