El TSXG desestima el recurso de la Cofradía de Carril contra la cobertura de siete plazas de marisqueo a pie

La Cofradía de Carril tendrá que pagar, además, las costas del proceso judicial, que la propia sentencia limita a 1.500 euros


vilagarcía / la voz

La cobertura de siete plazas de marisqueo a pie en Carril, que la Consellería do Mar resolvió hace dos años a través de la lista de espera que entonces estaba en vigor, constituyó una de las más encendidas polémicas en las que el pósito se ha visto envuelto en los últimos años. Aquella decisión fue recurrida por la institución que preside José Luis Villanueva. Alegaban sus letrados que la entrega de los siete permisos de marisqueo, conocidos como permex, debería haber sido solicitada expresamente por la cofradía, cuestión que no había sucedido. Ahora, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia acaba de fallar a favor de las siete mujeres que fueron elegidas para incorporarse a la agrupación de marisqueo a pie, desestimando el recurso que el pósito había interpuesto.

La Cofradía de Carril tendrá que pagar, además, las costas del proceso judicial, que la propia sentencia limita a 1.500 euros.

La incorporación de las siete trabajadoras se basaba en la orden de la Consellería do Mar por la que se aprobó el plan general de explotación marisquera, que incluía los planes de explotación que la propia cofradía carrilexa había presentado. El equipo de Villanueva sostenía que los permex fueron adjudicados «a dedo», sin que fuesen respetados los principios de publicidad y concurrencia. En lugar de la aplicación de la lista de espera, lo que la dirección del pósito reclamaba era la apertura de un nuevo proceso selectivo para la cobertura de las siete vacantes.

En consecuencia, la cofradía exigía que quedase sin efecto la entrega de los siete permex e instaba a la consellería a convocar ese nuevo proceso de selección. El TSXG entiende, sin embargo, que las objeciones planteadas desde Carril carecen de fundamento. Entre otras cuestiones, recuerda que la lista de reserva tiene su origen en una circular del 2010 en la que Mar aceptaba su creación a petición de la propia agrupación de mariscadoras a pie, como una forma de facilitar la incorporación de personas a la actividad. La ficha correspondiente del plan de explotación, que no fue cuestionada, autorizaba la cobertura de esas plazas vacantes mediante el empleo de la lista, siempre que esta estuviese en vigor. Tal era el caso, concluye el tribunal, ya que su período de vigencia era de un año completo. «La decisión de la consellería resulta conforme a derecho, ya que carecería de sentido la nueva convocatoria de un proceso selectivo, que alargaría los plazos para cubrir los puestos vacantes, cuando se podrían cubrir con los trabajadores ya apuntados en la lista de reserva», subraya la sentencia.

Las competencias son de Mar, no de los pósitos

Uno de los puntos básicos del fallo tiene que ver con las competencias para la regulación de este tipo de procesos y, en general, de todo cuanto afecte a la pesca y el marisqueo y la acuicultura en las aguas interiores de Galicia. El TSXG advierte que dichas competencias descansan en la Consellería do Mar, no en ninguna cofradía determinada. La opinión de los pósitos puede ser tenida en cuenta, pero nunca como propuestas vinculantes para la Xunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El TSXG desestima el recurso de la Cofradía de Carril contra la cobertura de siete plazas de marisqueo a pie