El covid-19 desploma la oferta y demanda de campamentos infantiles

O Grove, A Illa y Valga suspenden sus programas, Vilagarcía lo limita a agosto y Cambados arrancó con solo 20 niños


vilanova / la voz

Este verano ni hay tantos campamentos infantiles como otros años ni la demanda de las familias es tan alta. El miedo al contagio por coronavirus ha llevado a algunos concellos a suspender este tipo de actividades y son muchos los padres que prefieren dejar a los niños en casa de los abuelos o los tíos como ya tuvieron que hacerlo durante el confinamiento.

Pero no todos los progenitores cuentan con este respiro familiar, de modo que necesitan una alternativa para poder conciliar la vida laboral y familiar. Esta situación ha llevado a ayuntamientos y clubes a mantener su oferta, pese a los problemas de organización que implica la nueva normalidad.

En Vilagarcía han decidido dar el paso, aunque con limitaciones. Los campamentos urbanos que organizan las concejalías de Xuventude e Benestar solo se celebrarán en agosto, con grupos reducidos y en cuatro sedes: colegios Arealonga, A Lomba, Piñeiriño y Filipense. Están destinados a niños de cinco a ocho años y las actividades se desarrollarán en grupos de entre cinco y siete participantes como máximo, dándole prioridad a las actividades al aire libre. Además se crea la figura del «coordinador Covid», que será la persona encargada de vigilar por el cumplimiento de los protocolos higiénico-sanitarios. Se reservan 49 plazas gratuitas para familias cuyos progenitores estén sujetos a un ERTE. El plazo de inscripción se cerró ayer. Este año no se ofrece servicio de comedor y, en su lugar, se están tramitando ayudas económicas a las familias.

Cambados es otro de los concellos que ha optado por organizar la ludoteca de verano y, por supuesto, también con limitaciones. Empezó a funcionar esta semana con una veintena de niños distribuidos en dos grupos, en las casas de la cultura de Castrelo y Corvillón, pero si la matrícula crece se sopesará la posibilidad de abrir otra sede en el centro urbano. Funciona en horario de mañana y el precio es de 60 euros al mes. Esta oferta se complementa con la de los clubes deportivos, que cuentan con sus propios campamentos, aunque este año están teniendo menos demanda.

Ribadumia, Meis, Pontecesures y Catoira son otros de los ayuntamientos que han desafiado al covid-19 este verano. El «Concilia Verán» del municipio vikingo funcionará durante julio y agosto para niños de tres a catorce años; las actividades se desarrollan en horario de mañana en el pabellón de deportes y el colegio Progreso. En el municipio cesureño, la sede está en el anexo al pabellón, pero habrá varias salidas a espacios abiertos en el entorno del río y el monte.

En Meaño, en lugar de los habituales campamentos han organizado un programa específico para familias en las que trabajan los dos progenitores, de forma que puedan dejar a sus hijos con un monitor. Convocaron 27 plazas y solo se ocuparon doce. En Ribadumia también reeditaron su Escola de Verán, que funciona en la casa de la cultura y el CRA de Ribadumia en horario de mañana. Se da prioridad a las actividades al aire libre, se han diseñado grupos reducidos y los pequeños y los monitores son sometidos a pruebas de temperatura al entrar y al salir.

En otros concellos han prescindido directamente de esta oferta. En Meis optaron por cancelar los campamentos habida cuenta que no se alcanzó un mínimo de inscripciones y en A Illa ni siquiera se lo plantearon ante las incertidumbres que plantea la crisis sanitaria. En O Grove se lo estuvieron pensando y, finalmente, ante la falta de garantías plenas para poder desarrollar las ludotecas con total seguridad, el Concello optó por renunciar a esta posibilidad. En todo caso, se está sopesando instaurar un servicio que facilite la conciliación a los padres que trabajan, según informa el alcalde. Entre tanto, los más pequeños tienen una cita en las «Biblioactividades», que se desarrollan los martes a las 113.30 horas. El próximo día habrá cuentacuentos en la biblioteca.

El albergue juvenil de As Sinas abrirá el 15 de julio

La Xunta también mantiene su oferta de campamentos de verano, que arrancarán el 15 de julio. En el caso del de As Sinas (Vilanova) - que ayer visitó la conselleira de Política Social, Fabiola García- recibirá este verano a 240 chicos entre 13 y 17 años, distribuidos en cuatro turnos. El aforo se reduce al 50 % y se extremarán las medidas de seguridad. Por su parte, los campamentos de la Diputación, en A Lanzada y Príncipe Felipe, han sido cancelados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El covid-19 desploma la oferta y demanda de campamentos infantiles