El festival de música clásica abre el verano en Vilagarcía bajo la sombra de la SGAE

La sociedad quiere comprobar si Clasclás genera derechos a su favor


VILAGARCÍA / LA VOZ

Habría sido difícil escoger un mejor comienzo para los conciertos de verano en Vilagarcía. La primera edición de Clasclás de la era covid se inauguró anoche en el castro Alobre bajo un cielo magnífico y un despliegue que, dadas las circunstancias, merece ser destacado. No hubo nubes en el programa que el periodista Carlos Crespo preparó junto a los músicos Cristian Silva y Xosé Piñeiro, pero sí alguna que otra sombra. Por ejemplo, la de la Sociedad General de Autores y Editores, que se ha dirigido a la organización del festival internacional de música clásica para solicitar una copia del repertorio que piensa desplegar hasta el día 9, momento en el que concluirá tras las cuatro jornadas de las que constará la cita este año.

El representante de SGAE en la zona de Vilagarcía quiere conocer, en concreto, las piezas que componen el programa musical a fin «valorar el grado de protección de las obras» y el punto hasta que los organizadores intervendrán en ellas.

Obviamente, su objetivo es calibrar si el festival generará derechos de autor a favor de sus representados. En la edición del año pasado sucedió algo parecido, si bien entonces el repertorio se había hecho público con cierta anticipación, y la sociedad requirió, directamente, el pago de unos mil euros que el Clasclás consiguió reducir a menos de la mitad tras argumentar que buena parte de los compositores concernidos habían dejado este mundo bastante antes de los setenta años durante los cuales están en vigor este tipo de derechos sobre las obras musicales.

Por lo visto, la pieza más reciente que sonó en el Alobre se remonta al siglo XIX. No parece que haya margen para reclamaciones, pero nunca se sabe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El festival de música clásica abre el verano en Vilagarcía bajo la sombra de la SGAE