Cambados sigue dando pasos para retirar los coches del casco histórico

A lo largo del mes se implantarán restricciones de tráfico en varias calles del centro de la villa y de Fefiñáns y la medida ya ha suscitado críticas entre los comerciantes


cambados / la voz

Esta semana se comenzó a implantar la zona 30 en el casco urbano de Cambados y el concejal de Mobilidade, Tino Cordal, espera poder empezar la semana próxima a colocar las señales que restringirán el tráfico rodado por varias calles del casco histórico: Ourense, Infantas, Isabel II, San Gregorio y Sevilla.

Es un paso más en el proyecto de «humanización» del pueblo, que no implica necesariamente una peatonalización como la que se hizo en Fefiñáns, matiza el edil. La diferencia es que por las calles antes mencionadas sí se podrá circular, pero solo para residentes y servicios. Pero, ¿qué servicios son exactamente los permitidos?

Algunos comerciantes le comunicaron a la asociación Zona Centro sus reservas respecto a esta medida y, con tal motivo, fue convocada una reunión con el concejal de turno con el fin aclarar las dudas que pudiera haber al respecto. Quienes protestan argumentan que este nuevo recorte puede perjudicar a sus negocios y han alzado su voz, como hicieron meses atrás, cuando los empresarios consiguieron reunir más de 600 firmas ante los planes de peatonalización anunciados por el gobierno local.

Esta vez el malestar no llega tan lejos. Parece que las explicaciones dadas el jueves por Tino Cordal y Xurxo Charlín han servido para aplacar posibles protestas y es que, según los ediles, los empresarios no tienen motivo para inquietarse dado que, además de para labores de carga y descarga, su clientela podrá circular y aparcar para coger un paquete o hacer otro tipo de gestiones breves.

En estos casos, apunta Cordal, se será «flexible» y, de hecho, no se colocarán pivotes ni otro tipo de elementos para impedir el paso de vehículos, con la excepción de Isabel II, donde sí se cortará el tráfico de forma total durante los fines de semana. «O que se quere evitar é que o centro de Cambados se converta nun circuíto para os coches».

Desde el Concello inciden en que, actualmente, hay suficiente aparcamiento público en el centro del pueblo y sostienen que las críticas por la nueva regulación vial son minoritarias. «De feito foron os propios hostaleiros os que nos pediron que tomaramos estas medidas, para facilitarlle a instalación das terrazas», añade Charlín.

Esta actuación en Fefiñáns y el entorno de la plaza Ramón Cabanillas es la primera de otras que se realizarán a lo largo de este mandato, en virtud de un Plan de Mobilidade que Cordal espera tener listo antes de acabar el año. En este documento se diseñará el Cambados del futuro desde el punto de vista de la ordenación vial y será una herramienta clave para que el Concello pueda optar a las ayudas que conceden la Xunta de Galicia y la Diputación para actuar en espacio urbanos.

Este plan seguirá la filosofía que defiende el gobierno cambadés y que se está implantado en la mayor parte de los centros urbanos: crear espacios más seguros para los peatones y contribuir así a dinamizar las zonas comerciales, aunque no todos los empresarios lo ven de este modo y alertan de que se pone en peligro la viabilidad de sus negocios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cambados sigue dando pasos para retirar los coches del casco histórico