El acceso al centro de Vilagarcía desde Doutor Tourón se cierra al tráfico para facilitar la celebración del mercadillo

La circulación rodada en Alejandro Cerecedo, Arcebispo Lago y la propia Conde Vallellano, las dos últimas peatonalizadas al hilo del estado de alarma, solo se permitirá en el caso de taxis, autobuses y entrada y salida de garajes, así como de labores de carga y descarga


vilagarcía / la voz

El acuerdo que el jueves alcanzaron los ambulantes y el gobierno local de Vilagarcía tendrá un primer efecto esta mañana. Se trata del cierre al tráfico del acceso de los vehículos al casco urbano desde la avenida Doutor Tourón. La medida se extenderá hasta la calle Conde Vallellano tanto hoy como durante la mañana del martes, de forma excepcional. La medida persigue facilitar la celebración del mercadillo y el regreso provisional de los puestos a Alexandre Bóveda. De esta forma, la circulación rodada en Alejandro Cerecedo, Arcebispo Lago y la propia Conde Vallellano, las dos últimas peatonalizadas al hilo del estado de alarma, solo se permitirá en el caso de taxis, autobuses y entrada y salida de garajes, así como de labores de carga y descarga.

El corte se establecerá en Doutor Tourón a la altura de los nuevos semáforos. También se cerrará la siguiente intersección, que comunica la plaza de España con Vicente Risco. Ambos puntos serán debidamente señalizados con vallas y carteles informativos dirigidos a los conductores. Un ejemplo. Quien proceda de esta avenida y desee internarse al volante hasta O Cavadelo tendrá que desviarse por la plaza de la Independencia y San Roque para continuar por Juan Carlos I hasta O Ramal y embocar allí la avenida Rivero de Aguilar. También es posible desviarse por Pablo Picasso y Valle-Inclán, o a través de Rodrigo de Mendoza, y evitar el entramado del centro.

El gobierno socialista asegura ser consciente de que esta decisión repercutirá negativamente en el tráfico estos dos días, por lo que solicita disculpas a los vecinos. Pero entiende que es necesario adoptarla mientras se decide la reordenación final del mercadillo, tal y como el equipo de Alberto Varela pactó en su última reunión con los vendedores.

La asociación de placeros se retira de Son da Casa y arremete contra la peatonalización del casco urbano

 

 

El acuerdo entre Ravella y el colectivo de vendedores ambulantes no parece haber agradado a la asociación de comerciantes de la plaza de abastos de Vilagarcía, que ayer anunció su abandono voluntario de la campaña Son da Casa. Se trata del programa impulsado por el Concello para amortiguar las consecuencias negativas de la pandemia sobre el tejido socioeconómico de la ciudad. El colectivo explica que su decisión parte de lo ocurrido durante la reunión del jueves.

«Fuimos invitados por los feriantes, al estar también afectados por el traslado del mercadillo a otras zonas, pero al empezar se nos invitó a abandonar el encuentro, argumentando la falta de aforo», señala la asociación, que advierte que más de un tercio del mismo se hallaba libre: «Era solo una excusa para omitir nuestra opinión y no escuchar nuestro punto de vista», añade.

El colectivo subraya que la pandemia ha sumido en una profunda crisis a la plaza de abastos, y sostiene que los cambios introducidos por Ravella la ahondan. Y va más allá, al arremeter contra la política general de peatonalizaciones: «Queremos reiterar nuestro desacuerdo con la obcecación profunda de la peatonalización del centro de Vilagarcía sin planificación ni plan alternativo», intervenciones que califican de «improvisadas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El acceso al centro de Vilagarcía desde Doutor Tourón se cierra al tráfico para facilitar la celebración del mercadillo