Aquellas maravillosas hogueras

El inerés por la noche de San Xoán se apagó como una mala hoguera


Era en el atrio de la iglesia. O eso creo recordar. Aquel era el patio de juegos diario y la primera imagen que tengo de una hoguera de San Xoán. Cachada le llamaban, y así se quedó el término para siempre. Incrustado en la memoria, aunque no sea correcto, pero, vistos ciertas carteles que triunfaron ayer en las redes, tampoco vamos a ponernos exquisitos, aunque deberíamos. El asunto es que se hizo en el atrio de la iglesia, mientras se pudo, y luego hubo un año que se trasladó al puente del río de O Con. El de piedra, no ese que destroza algún coche de vez en cuando, porque este de aquella no existía. Y, a partir de ahí, poco más.

El interés por la noche de San Xoán se apagó, como una mala hoguera. Hubo sí, alguna incursión en la playa, pero mínima, porque, en realidad, la infraestructura era una coñazo. Para entonces ya se habían comenzado a poner de moda las de O Piñeiriño, que triunfaban. Es curioso, porque para hacer aquel desparrame en As Pistas se cortaban las calles del barrio sin ningún problema. Y sin cacerolas que protestaran. Aquella fiestuqui de O Piñeiriño se acabó cuando quien la organizaba se hartó de aturar al personal. «Si vais a hacerlo mejor, ahí os queda». Y ahí quedó, claro. Quedó muchos años hasta que, hace tres o cuatro, varios de los hosteleros del barrio se unieron para reverdecer aquellas brasas. También tuvieron que aturar, claro, porque les dicen que lo montan para «beneficiarse», como si pasar el tiempo libre yendo a pedir casa por casa, empresa por empresa, para que todo el mundo disfrute de una verbena y de un plato de sardinas sea tan fácil. Y, sobre todo, tan cómodo. Pero este año, no. Este año no hubo sardiñada en O Piñeiriño porque la pandemia tuvo cerrados los bares y también acabó con las ganas de pensar, siquiera, alguna solución que, visto lo visto, también sería inviable. Habrá que esperar que el parón no sea tan largo como el anterior, porque la verdad es que mola.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Aquellas maravillosas hogueras