Concello y Arousa acuerdan el uso de A Lomba para preparar la fase

El equipo de Rafa Sáez comenzará a entrenarse en grupo en el estadio el 15 de junio


vilagarcía / la voz

El Arousa no podrá hacer vibrar a su afición en las gradas de A Lomba en su primera fase de ascenso en 27 años, pero el histórico estadio arlequinado será pieza fundamental en el esprint final del equipo de Rafa Sáez hacia la línea de meta de la Segunda División B. El Concello y la Fundación de Deportes de Vilagarcía dieron su visto bueno a la solicitud de uso de A Lomba como campo de preparación para el play-off programado para la segunda quincena de julio.

La administración local autorizó al Arousa a disponer de la instalación a partir del 15 de junio, fecha en la que los equipos de Tercera y Segunda B inmersos en fases de ascenso podrán volver a trabajar en grupo, de no más de 14 personas, justo tres meses después de la paralización total del deporte en España por el decreto del estado de alarma sanitaria en vigor. Una autorización concretada en la reunión de una hora de duración que mantuvieron en el consistorio vilagarciano el concejal de Deportes y presidente de la Fundación, Miro Serén, y su director deportivo, Juanmi Doval, con Manolo Abalo, Rodrigo Lojo y Rafa Sáez, presidente, vicepresidente y entrenador/director deportivo del Arousa, respectivamente.

En dicho encuentro se acordó que el club elabore un protocolo higiénico-sanitario adaptado a las necesidades de uso que prevé en A Lomba, condicionadas a las horas y días de ocupación que precise el cuerpo técnico de Rafa Sáez y, más allá del terreno de juego, restringiendo el uso del recinto por parte del equipo a la grada de tribuna, en la que figuran los vestuarios. Desde la Fundación se ofreció además el empleo del campo de hierba natural del estadio de atletismo y sus instalaciones como alternativa en caso de que la meteorología dificulte el trabajo del Arousa en A Lomba.

El tartán del complejo polideportivo de Fontecarmoa queda también a disposición del Arousa para los entrenamientos individuales de los jugadores vilagarcianos durante la semana previa al reinicio del trabajo grupal, del 8 al 14 de junio. En este caso, explican desde la Fundación, en los mismos términos que cualquier otro ciudadano, con un tope de diez personas por hora en el anillo del estadio, con una calle de separación en paralelo, y manteniendo estrictas distancias de seguridad.

Tanto Concello como Arousa destacaron ayer la entente mostrada entre ambas partes. «¡Perfecto! ¡O Concello, xenial!», declaró el vicepresidente arlequinado, Rodrigo Lojo, minutos después de que el club emitiese un comunicado público haciendo ver su «agradecimiento por la receptividad y buena sintonía mostrada por el Concello para atender todas las inquietudes con las que el club acudía a la cita». Por su parte, Juanmi Doval señaló la «colaboración do Concello e da Fundación para que o Arousa poida preparar a fase nas mellores condicións e nas instalacións que piden. Esperemos que todo vaia ben, e consigan o ascenso. É o que todos queremos».

La obra de la cubierta de preferencia quedará acabada en cuestión de días tras medio año de retraso

Era para estar acabada no más allá de Navidades, y sin embargo, todavía hay operarios trabajando en ella. La obra de sustitución de la cubierta de preferencia del estadio de A Lomba cuenta las horas para su conclusión, informó la Fundación. Un punto final que llegará con medio año de retraso, tras iniciarse los trabajos en noviembre con un plazo de ejecución de un mes. La firma adjudicataria logró dos prórrogas del Concello aduciendo las adversas condiciones meteorológicas del otoño y arranque del invierno, recibiendo de la mano del estado de alarma sanitaria un tercer tiempo de descuento de tres meses más. Este último, sin la presión ejercida por la afición y la propia plantilla del Arousa, que llegaron a movilizarse en protesta por unos retrasos que veían injustificados y que abocaron al equipo a jugar en el exilio desde finales de noviembre.

Jugadores y cuerpo técnico se harán el test serológico en la sala médica del Jiménez

El acuerdo entre el Concello y el Arousa en materia de uso de instalaciones municipales para la preparación de la fase de ascenso se comenzará a materializar la próxima semana. Será entonces cuando todos los integrantes de los equipos de Tercera y Segunda B inmersos en fases de ascenso deban someterse al primero de los dos test serológicos que determinen que están libres del covid-19; el primero para poder continuar la fase de entrenamientos individuales y, desde el 15 de junio, de los grupales fijados por el Consejo Superior de Deportes para la fase precompetición. La Fundación propuso, y el Arousa aceptó de buen grado, que los miembros del primer equipo arlequinado realicen el primer test en la sala médica del Manuel Jiménez, en fecha que debe determinar la Real Federación Española de Fútbol. Una elección de lugar que obedece a dos ventajas, explica Juanmi Doval: disponer de dos puertas, de manera que nadie se cruce con nadie en el proceso, y contar con una empresa encargada de la limpieza de la instalación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Concello y Arousa acuerdan el uso de A Lomba para preparar la fase