La dirección del BNG pide a la cúpula del PSdeG que frene la moción de censura en Catoira

Los nacionalistas consideran un grave error la operación Drakkar a las puertas de las autonómicas


catoira / la voz

Con el tiempo encima, la dirección nacional del BNG se acaba de dirigir públicamente a los responsables del PSdeG en Galicia para que «tomen cartas no asunto e freen a moción de censura en Catoira». El debate que puede devolver el bastón de mando al socialista Alberto García se iniciará a las doce del mediodía en la Casa Consistorial de Fonte Gaiteira bajo el sino del coronavirus. Un pleno presencial pero cerrado al público en el que los once concejales -diez, en realidad, tras la dimisión de una de las representantes conservadoras- decidirán si el pacto que García ha firmado con el Partido Popular de Iván Caamaño sale adelante, de forma que ambos se repartan en la alcaldía los tres años que restan hasta el final de este convulso mandato.

Para evitar que el acuerdo se consume -el PSOE obtuvo en las elecciones del año pasado cinco concejales frente a tres del BNG y otros tres del PP- se han entablado negociaciones a todos los niveles. Tanto en la arena local como en la altura de las cúpulas de BNG y PSdeG mientras la dirección del PPdeG se descolgaba de la operación, denominada Drakkar por el instinto vikingo de los habitantes de Catoira, sin adoptar por ello medidas drásticas. Al fin y al cabo, los populares son los que menos tienen que perder en todo esto.

A orillas del Ulla se ha hablado de todo en los dos meses y medio transcurridos desde la presentación de la moción de censura, en vísperas del estado de alarma. Aunque firmaron la iniciativa, no todos los concejales del PSdeG comparten el acuerdo con el PP, y en ellos centró el puño y la rosa la posibilidad de desactivar la operación y articular una reconstrucción del partido, ya sin la figura de Alberto García. Claro que, para ello, los socialistas reclamaban la dimisión paralela del líder del BNG, Xoán Castaño, a quien los votos de la gaviota hicieron alcalde.

Aquello no prosperó, como no lo hizo la propuesta del Bloque en el sentido de configurar un gobierno con la parte del PSOE descontenta con García, cediendo incluso la alcaldía. Esa oferta, sin embargo, no llegó a concretarse con claridad y, aunque reiterada por el equipo de Castaño este lunes, tampoco parece haber fructificado. Hace unos minutos, la coordinadora de Política Municipal del BNG, Eva Vilaverde, manifestaba la sorpresa de la dirección nacionalista ante un acuerdo que, en su opinión, dibuja «unha especie de turnismo na alcaldía a tempos iguais». También acude al contexto preelectoral en Galicia para preguntar retóricamente a la formación de «Gonzalo Caballero se esa é a maneira que ten o Partido Socialista de entender o cambio en vésperas de celebrarse as eleccións galegas». Desde su punto de vista, sería un «lamentable e grave erro».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos
Comentarios

La dirección del BNG pide a la cúpula del PSdeG que frene la moción de censura en Catoira