La tardanza de la Federación en suspender el Nacional les cuesta 2.500 euros a los clubes arousanos de piragüismo

El Breogán do Grove ha sido el más afectado por la suspensión de Sevilla


A última hora de la tarde del martes recibían los clubes la decisión de la Real Federación Española de Piragüismo (RFEP) de suspender el Campeonato de España de Invierno de este fin de semana en Sevilla. Una comunicación que llegaba a las oficinas de las entidades deportivas a tres días de la celebración del evento que tradicionalmente abre la temporada nacional de pista, y solo dos horas más tarde que una comunicación anterior por parte de la RFEP en la que se confirmaba la disputa del campeonato, a puerta cerrada y restringido exclusivamente a deportistas inscritos, técnicos y delegados de clubes y personal de la organización.

Una comunicación de la Junta de Andalucía habría obrado el cambio exprés en el criterio del ente federativo. Una decisión final que ha supuesto un notable quebranto económico para las modestas arcas de los clubes arousanos, que deben hacer frente a unos 2.500 euros en concepto de gastos no reembolsables atribuidos a la tardanza de la RFEP a la hora de suspender el Campeonato de España de Invierno. Cantidad que podría llegar a multiplicarse por cuatro si desde Madrid el ente rector del piragüismo español no clarifica el calendario nacional al menos de aquí a final de abril.

El Breogán do Grove ha sido el más afectado por la suspensión de Sevilla. Todavía en negociaciones con el hotel en el que se iban a hospedar los 18 integrantes de su expedición, sus responsables calculan unos 1.000 euros de dinero irrecuperable. Pero es que además, el club ha adelantado cerca de otros 2.000 en la planificación de sus desplazamientos de abril a Los Ángeles de San Rafael (Segovia, días 4 y 5, Campeonato de España de Maratón Corto), Trasona (18 y 19, Copa de España de 1.000), y Banyoles (Girona, 25 y 26, Campeonato de España de Jóvenes Promesas).

En una situación similar se encuentra el Náutico O Muíño, que ha perdido unos 700 euros, y tiene en el aire otros 3.300 adelantados para su desplazamiento a varias de las pruebas del calendario estatal. El Piragüismo Illa se dejó unos 500 euros en su no viaje a Sevilla, y otros 250 el P. Cambados, mientras el Náutico Pontecesures se halla en la tesitura de tener que decidir más en cuestión de horas que de días si accede a desembolsar alrededor de la mitad de los 9.000 euros que le costará mover a más de 40 deportistas a la cita de Banyoles en mes y medio, cantidad que le reclaman el hotel y la compañía de autobús para asegurar su reserva.

Entendiendo la gravedad de la lucha contra el coronavirus, los responsables de los diferentes clubes exigían ayer a la RFEP celeridad a la hora de aclarar el marco temporal de la suspensión de sus competiciones.

Piden que la RFEP compense su roto económicamente

«Os principais afectados por esta suspensión son os deportistas, que dende o mes de outubro veñen adestrando para esta primeira gran cita, algúns tendo que pedir vacacións ou días libres para viaxar». Dicho esto, y afeándole a la RFEP su tardanza en suspender el Nacional de Invierno, el presidente del Breogán, Félix Lamas se pregunta si el gobierno va a compensar a los clubes que han incurrido en gastos por una competición que no se celebró. Reflexión que comparte en el O Muíño su director deportivo, José Manuel Vázquez. Otros, como el del P. Illa, Arturo Paz, entienden que es la RFEP la que debe compensar a los clubes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La tardanza de la Federación en suspender el Nacional les cuesta 2.500 euros a los clubes arousanos de piragüismo