El presupuesto de A Illa para el 2020 aumenta los fondos para compostaje y para fiestas

El gobierno local (PSOE) se quedó solo a la hora de votar, y aprobar, unas cuentas que se elevan a los 3.785.481 euros


A Illa / la voz

El gobierno de A Illa (PSOE) se quedó solo a la hora de votar, y aprobar, ayer en pleno el presupuesto municipal para el 2020, toda vez que PP y BNG votaron en contra del documento. El presupuesto se eleva a 3.785.481 euros, de los cuales 854.802 euros se destinan al capítulo de inversiones. De esta cantidad, 356.611 euros se financian con fondos municipales, 479.850 corresponden a la Diputación de Pontevedra y 19.340, a la Xunta. «Os números están claros, quen inviste máis nos concellos é a Deputación de Pontevedra», indicó el alcalde, Carlos Iglesias.

El Concello isleño realizará este año una importante apuesta por la mejora del tratamiento de los residuos sólidos a través del Plan Revitaliza de la Diputación: destinará 95.000 euros en un centro de compostaje, 83.300 a la compra de un tractor y otros 20.000 en una trituradora. Pero hay otras muchas partidas. Las más cuantiosas se refieren a la segunda fase del proyecto para remodelar la plaza de O Regueiro (250.000 euros) y el pago de la nueva nave-almacén municipal (125.000 euros). En el apartado de obras se incluyen 78.650 euros para reparar el muro de contención de Sapeira y se habilita una partida inicial de 20.000 euros para iniciar el proyecto de reforma de la calle Castelao. También cabe destacar otras partidas de gasto como las referidas a las fiestas del Carmen, que se incrementa en 6.000 euros hasta 18.000 euros, y los 35.000 euros que se emplearán en comprar nuevas gafas de tecnología 3D para las visitas virtuales que se realizan en el centro de la conserva.

El Concello mantiene su plan de empleo -por el cual subvenciona los gastos de la Seguridad Social a aquellas empresas que contraten a personas del municipio en paro- aunque este ejercicio con una cuantía menor: 8.000 euros.

En cuanto al estado de la deuda, A Illa afronta el 2020 sin ninguna obligación contraída con los bancos. Su única deuda pendiente es con la Xunta de Galicia, por valor de 114.000 euros, correspondiente al convenio del proceso de segregación, al que todavía le quedan cinco años de amortización, según informó el alcalde.

El documento fue aprobado en pleno con los votos en contra del PP y

del BNG

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El presupuesto de A Illa para el 2020 aumenta los fondos para compostaje y para fiestas