Detectan a una supuesta timadora pidiendo dinero para una oenegé en las inmediaciones del mercado

Una mujer rubia de mediana edad interceptaba a las personas que caminaban por el lugar para pedir su apoyo para la Asociación de Enfermos y Donantes de órganos para Transplantes (AEDOPAT)


vilagarcía / la voz

Sucedió el sábado en las inmediaciones del mercado de Vilagarcía. Allí, una mujer rubia de mediana edad interceptaba a las personas que caminaban por el lugar para pedir su apoyo para la Asociación de Enfermos y Donantes de órganos para Transplantes (AEDOPAT), una entidad social que tiene su sede en Palma de Mallorca. Nada extraño salvo que el apoyo, en esta ocasión, no se circunscribía a una firma o a dar el correo electrónico para obtener más información. La mujer quería dinero en efectivo y nada de calderilla: o cinco o diez euros.

Y, al menos en un caso, consiguió engañar a alguien. Su víctima lo relata de la siguiente manera: «Iba con prisa y no pensaba pararme, pero me dijo lo de la asociación de trasplantados y como mi marido fue trasplantado di la vuelta y me paré. Me pidió cinco o diez euros y le di cinco».

Lo hizo sin estar muy convencida y confiesa que le dio «un pálpito» de que algo no funcionaba bien. Así que cuando llegó a casa consultó en Internet y vio que la asociación sí existía, pero también que no aceptaba que sus colaboradores recibieran dinero en efectivo. «Me dio rabia», confiesa la mujer, que dice que no piensa denunciar, pero que sí hizo correr la alerta a través de los grupos de WhatsApp porque vio cuando estaba emprendiendo el camino de vuelta hacia su domicilio que más personas se habían parado con la supuesta timadora.

Y algún caso más comienza a aparecer puesto que otra mujer ha apuntado que es probable que la misma persona estuviera también en las inmediaciones del hospital de O Salnés haciendo también de las suyas.

No sería raro puesto que, curiosamente, hace unos años dos mujeres fueron sorprendidas en Pontevedra en las inmediaciones del ambulatorio Virxe Peregrina por un suceso similar. En concreto, entonces habían conseguido a estafar a nada menos que once personas utilizando el cebo de la AEDOPAT. Fue una mujer la que avisó a una patrulla de la Policía Local de las sospechas que le levantaba la actitud de las supuestas timadoras. El modus operandi era el mismo: llevaban un carné con el nombre de la asociación pegado en el pecho y explicaron que comunicaban a los viandantes la importancia de la solidaridad y de ser donante. A continuación, les ofrecían ser socios y recogían los 5 euros que suponía la cuota de alta. En Cangas también fueron detenidas en el 2015 por el mismo motivo y de nuevo en las inmediaciones de un centro de salud.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Detectan a una supuesta timadora pidiendo dinero para una oenegé en las inmediaciones del mercado