Con enemigos así, ¿quién necesita amigos para el largo camino?

Los malos resultados de sus perseguidores han permitido al Arousa asentarse en el tercer puesto pese a ceder 11 de los últimos 21 puntos


La derrota en la mañana del domingo del Arousa en el campo de un Silva en zona de descenso directo, y con siete jornadas a cuestas sin ganar, habría generado en las temporadas precedentes serias dudas en el equipo arlequinado en su avance hacia la meta de una fase de ascenso prohibida desde hace ya más de medio cuarto de siglo. No es el caso presente. Y no lo es solo por la seguridad transmitida por el conjunto que dirige el pontevedrés Rafa Sáez, que en el campo de A Grela encajaba únicamente su cuarta derrota en 24 jornadas de Liga. El lujo de poder vivir un tropiezo como el del Silva, con la incapacidad del Arousa de defender el tempranero gol de Róber en el minuto 5 salpimentando la herida, viene dado también por la endeblez que los aspirantes a destronar al cuadro vilagarciano de su posición de privilegio están demostrando en este arranque de nuevo año.

Tras este último comportamiento se esconde el hecho de que el Arousa haya podido no solo mantenerse entre los cuatro primeros clasificados, sino incluso escalar y apuntalarse en el tercer puesto, superando al C.D. Barco aún habiéndose dejado por el camino 11 de los últimos 21 puntos en juego.

El cuadro de Valdeorras, cuarto con 40 puntos, 2 menos que el Arousa, es, de hecho, el mayor valedor externo del avance arlequinado con su racha de seis derrotas en las últimas ocho jornadas de Liga, en las que solo obtuvo dos triunfos como nota positiva. El C.D. Choco, sexto con 37 puntos, ponía el pasado fin de semana con su triunfo 1-3 sobre el C.D. Estradense fin a una serie de dos derrotas y tres empates. El Deportivo-Fabril, séptimo con 35 puntos, frenó su sangría de tres partidos consecutivos por debajo en el marcador con su igualada a 2 en casa ante el intratable, líder, Compos. Y la U.D. Ourense, octava con los mismos puntos que el filial herculino, solo ha sumado 1 punto de los 12 últimos en juego. Hasta el Arzúa, que venía protagonizando una ascensión espectacular con siete triunfos y dos derrotas con los que había alcanzado los 37 puntos y el quinto puesto, vio frenado el pasado fin de semana su avance en campo propio con un inesperado 0-1 a manos del irreconocible Somozas.

Pendientes de hora y día

Así las cosas, al cierre de la presente edición la directiva del Arousa permanecía reunida debatiendo si fijar el partido de Liga de este fin de semana el sábado a las cinco, tal y como le solicitó el Racing Vilalbés, que la próxima semana deberá jugar el martes su duelo aplazado con el Polvorín, o bien programa el encuentro el habitual domingo por la tarde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Con enemigos así, ¿quién necesita amigos para el largo camino?