El Unión Grove rompe relaciones con el Noalla por no querer aplazar su partido: «Non teñen humanidade»

Moncho Míguez, el presidente del club mecos dice que «non queremos nada con eles». Y con ese «con eles», aclara, se refiere a la directiva del Noalla, por cuanto exculpa a los jugadores


o grove / la voz

Cuando Moncho Míguez cruzó a última hora de la tarde del domingo la puerta de su casa de vuelta del partido de Liga entre el Noalla y el Unión Grove B «sentínme como se tivera picado pedra todo o día», nos dice. El presidente del club meco todavía empezaba a asimilar el drama del fallecimiento del padre de Manuel Vidal, futbolista del segundo equipo de la entidad, mientras trabajaba en el mar a media mañana en las inmediaciones de Ons. Una tragedia a la que Manuel, sus compañeros del Unión Grove B y toda la gente de su club hubieron de sumar la decisión de la directiva del Noalla de rechazar el aplazamiento del partido que se debía disputar a las cinco de la tarde en el campo de la entidad de Sanxenxo. Ello, aún después de recibir el Unión el visto bueno de la Real Federación Galega de Fútbol a su petición de posponer la cita deportiva, correspondiente a la Liga de Tercera Autonómica, la última categoría del balompié federado. Más que un deseo, la más profunda necesidad de una familia deportiva en sus primeras horas de duelo, ignorada y frustrada al no encontrar la necesaria comprensión del Noalla, cuyo sí era obligado por la normativa para aparcar un partido vaciado de sentido por el suceso.

Es por ello que la directiva del Unión Grove quiso «facer público» a través de sus cuentas en redes sociales «a nosa repulsa, malestar e rotura de relacións coa S.D. Noalla» por su «falta de respecto, de humanidade e de sensibilidade moi grave».

Moncho Míguez declaraba ayer que «non queremos nada con eles». Y con ese «con eles», aclara, se refiere a la directiva del Noalla, por cuanto exculpa a los jugadores de su equipo: «Algún dos xogadores mandounos notas de voz dicíndonos que por eles se aprazaba o partido, que entendían perfectamente a postura do Unión. Se entre os xogadores dos dous equipos hai compañeiros, coñecidos, e mesmo un rapaz do Grove xogando no Noalla».

El presidente del club meco relata que «no Grove enterámonos ás 11.30 do sucedido no mar. O noso delegado fixo as chamadas pertinentes para aprazar o partido, e ás tres da tarde comunícame que non o van facer. Eu chameille ao presidente do Noalla e díxenlles que non teñen corazón, nin sentimentos». Así las cosas, Moncho Míguez les dijo a sus jugadores que estaba dispuesto a pagar la multa de su bolsillo por no presentarse. «Pero os nosos xogadores xuntáronse, e decidiron xogar o partido. Fun con eles. Díxenlle ao da entrada que son uns senvergoñas». El Noalla ganó 7-2.

Preguntamos a Mauro Patiño, presidente del Noalla, por lo ocurrido. Dice que «foi unha decisión de toda a directiva», y que esta tenía previsto reunirse anoche para tratar el asunto. «Lamentamos profundamente a morte do pai do xogador», declara tras confesar sus dudas: «Non sei se optamos pola mellor decisión, ou non».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Unión Grove rompe relaciones con el Noalla por no querer aplazar su partido: «Non teñen humanidade»