Vilagarcía / La Voz

Apenas dos días después del fallecimiento de José Luis Vidal, el mariñeiro que cayó al mar al norte de la isla de Ons, la tragedia vuelve a golpear en el mismo lugar. Una embarcación denominada Rosa, con base en A Illa de Arousa, que por lo visto se dirigía a recoger mejilla, sufrió un golpe de mar cuando navegaba al norte del archipiélago. Dos de sus tres tripulantes consiguieron llegar a nado al islote de O Centulo. Uno de ellos, el patrón del pequeño barco, se fue a pie hacia el núcleo de Ons, Curro, para buscar ayuda mientras su compañero permanecía en O Centulo. Del tercero no había ni rastro.

Tras solicitar ayuda en el pueblo y conseguir contactar con el centro de Salvamento Marítimo de Fisterra, el patrón embarcó en otra embarcación para rescatar al hombre que se había quedado en el islote. Al parecer, cuando llegaron allí el marinero ya no estaba. Afortunadamente, el motivo de ello era que había optado por internarse a pie también en la isla, dirigiéndose al núcleo de Ons. A estas horas, los dos supervivientes se encuentran ya en el puerto de Portonovo, hasta donde fueron trasladados por una embarcación Corvo Mariño, de la Guardia Civil, que también se encargó de remolcar la planeadora.

Salvamento Marítimo busca al tripulante desaparecido, en una operación en la que participan el helicóptero Pesca I y la embarcación Paio Gómez Chariño, de la Xunta, y el Salvamar Sargadelos. A mediodía se incorporaron aún más medios: el Helimer, la embarcación Corvo Mariño de la Guardia Civil y diversas embarcaciones, titularidad de cofradías y asociaciones de mejilloneros, que también colaboran en el rescate. En cualquier caso, las condiciones del mar no les están facilitando la tarea.

Tragedia en O Grove: «O patrón tirouse a polo compañeiro e non o soltaba; hai que botarlle valor»

rosa estévez

José Luis Vidal será enterrado esta tarde en O Grove; su compañero Santiago Domínguez salió ayer del hospital

O Grove es un pueblo de mar. Y como todos los pueblos de mar, sabe de tragedias y dramas. De naufragios y de accidentes terribles. Pero tener memoria de dolores pasados no evita el sufrimiento cuando la muerte se cuela en el puerto. Ocurrió el domingo, cuando alrededor de las once de la mañana, a bordo del Tucán II, el mariñeiro José Luis Vidal se enredó en el aparejo -así lo refiere Salvamento Marítimo- y cayó al mar. Sin pensárselo dos veces, el patrón del barco, Santiago Domínguez, se lanzó tras él. «Tirouse a por el, colleuno, e non o soltaba... Menos mal que chegou o helicóptero porque senón igual a traxedia era aínda máis grande», decían en el puerto meco.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un marinero permanece desaparecido tras volcar su embarcación en Ons