Ravella rescinde a Nexia la obra de reforma del entorno de Fexdega

Los trabajos habían sido adjudicados en julio, pero todavía no habían comenzado


vilagarcía / la voz

Primero fue la humanización de la rúa Vázquez Leis, en Vilaxoán, y ahora ha sido la obra que el Concello había adjudicado a Nexia para la reforma del entorno de Fexdega. La junta de gobierno local decidió en su última reunión rescindir el contrato que había adjudicado a la firma que ahora está inmersa en una grave crisis, que está golpeando de manera directa a numerosas pequeñas empresas con las que trabajaba, pero también a varios ayuntamientos, que le habían adjudicado diversas obras. Uno de ellos, el de Vilagarcía, que ha visto como dos de sus proyectos más importantes están paralizados por los problemas de Nexia.

La obra del entorno de Fexdega, desde luego, no era cualquier cosa. No lo era tanto por el presupuesto que Ravella le había destinado, algo más de un cuarto de millón de euros (260.199 euros para ser exactos), como por la ambición de un proyecto que quería poner en valor y ordenar una de las zonas que más protagonismo ha ganado últimamente. Protagonismo y tráfico, porque se ha convertido en una de las zonas preferidas por muchos conductores para realizar su ruta de salida de la ciudad.

Las calles a las que afectaría serían las que unen la avenida de Rodrigo de Mendoza, a la altura del cruce de As Bocas, y Agustín Romero, prácticamente frente a la sede de Protección Civil. Los trabajos previstos, decía Ravella cuando adjudicó la obra, «incidirán de xeito moi positivo no tráfico rodado e tamén na seguridade dos peóns nas rúas Limoeiro, Nogueira e Filgueira, ao tratarse de vías moi frecuentadas».

El proyecto de mejora de la seguridad vial pasaría por consolidar un ancho de vía de cinco metros, dejando el resto para las aceras. Estas tendrán que construirse de cero en algunas zonas, en otras ser ampliadas o, simplemente, reformadas. Para facilitar el entronque con Agustín Romero, ahora muy complicado, sería demolido un pequeño galpón, ganando visibilidad. Además, según figura en el proyecto, se renovarían todos los servicios, «o que implica actuar sobre as canalizacións de electricidade, auga potable, augas residuais, etcétera». También se mejoraría la señalización, y se prevé el pintado de pasos de peatones.

Mejora a la baja

La propuesta que había enviado Nexia fue la mejor de las 24 estudiadas por el concello. Y es que, «ademais de mellorar á baixa a oferta económica, ofreceu como mellora tres anos máis de garantía que se suman ao ano xa incluído no prego», argumentaban desde el Concello.

Una vez que el Concello ha decidido rescindir el contrato, se abre un período de plazo para que la empresa presente las alegaciones que considere oportunas, si es que lo considera, antes de que el Concello pueda dar por cerrado el expediente y saque de nuevo a concurso la obra. Los trabajos estaba previsto que comenzaran tan pronto se aprobara el plan de seguridad y se firmara el contrato. A partir de entonces, la firma tenía seis meses para rematar la obra, que fue adjudicada en el mes de julio.

Varela se reunirá con los vecinos de Vilaxoán para explicarles la situación de Vázquez Leis

Al margen de los trabajos de reforma del entorno de Fexdega que por lo menos ni siquiera llegaron a comenzar y no han entorpecido el día a día de los vecinos de la zona, la parálisis sufrida por Nexia ha provocado un gran problema en Vilaxoán. En concreto, en la rúa Vázquez Leis. Los trabajos en dicha vía fueron adjudicados por 204.6161 euros, y deberían haber estado terminados el 21 de junio. Una vez vencido el plazo para rematar las obras, la adjudicataria solicitó dos prórrogas sucesivas alegando «causas alleas á súa responsabilidade». Estas dos prórrogas concluyeron el 29 de agosto, sin que la obra hubiera avanzado mucho más por lo que, en diciembre pasado, el Concello de Vilagarcía decidió iniciar el procedimiento para rescindir el contrato.

Todo este retraso ha provocado un notable malestar en los vecinos. Un malestar que no ha pasado desapercibido en Ravella, de tal forma que será el propio alcalde el que acuda en fechas próximas a Vilaxoán para explicarle a los afectados de primera mano cómo está el asunto.

La rúa Cervantes

La obra que parece que está ya muy cerca de rematarse es la de la rúa Cervantes. Después de que el Concello concediera a la adjudicataria una segunda prórroga, y prácticamente un año después de haber comenzado, los trabajos de reforma de esa calle carrilexa están prácticamente a punto de acabar, a falta únicamente de los últimos detalles. Un retraso que se debió a las características del lugar, puesto que se encontró roca en el 75 % del vial a humanizar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ravella rescinde a Nexia la obra de reforma del entorno de Fexdega