El Sergas pagará 80.000 euros por un tratamiento fallido, que le costó una mano a un hombre

La sentencia recoge una cadena de errores que sometieron al paciente, que falleció meses más tarde, a un calvario médico


vilagarcía / la voz

«En este caso se infravalora la gravedad inicial, no se realiza un diagnóstico temprano de la evolución a una fascitis necrotizante, no se atiende al paciente en el ámbito sanitario adecuado a lo largo de su evolución, los métodos diagnósticos se realizan de forma tardía, el tratamiento empírico fue erróneo y tampoco se adecúa a los hallazgos microbiológicos, cuando se dispone de estos». Difícilmente un dictamen judicial puede recoger una conclusión peor acerca de un procedimiento médico. Esta es, sin embargo, la transcripción literal de un fragmento de la sentencia que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Santiago acaba de emitir sobre el trance particularmente duro que un vecino de Vilanova de Arousa padeció en la primavera del 2015.

Esta noticia es para suscriptores


Comprometidos con el servicio público


Ante la dimensión de la crisis sanitaria, una gran parte de los contenidos asociados al COVID-19 se difunden en abierto para todos nuestros lectores

  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Accede 30 DÍAS GRATIS
Sin compromiso de permanencia

El Sergas pagará 80.000 euros por un tratamiento fallido, que le costó una mano a un hombre