La derecha reclama un PXOM para desbloquear el urbanismo en Cambados

El BNG es el grupo más claro a la hora de alinearse con la propuesta del bipartito sobre las áreas urbanizables


cambados / la voz

El gobierno local tiene planes ambiciosos para el desarrollo urbanístico de Cambados. El miércoles anunció las líneas maestras de su proyecto para este mandato, pero, teniendo en cuenta que está en minoría, cualquier acuerdo al respecto pasa por el apoyo del PP o del BNG en pleno. A priori, los nacionalistas se presentan como la mejor baza del bipartito; lo contrario, «sería unha incoherencia», indicó su portavoz, Víctor Caamaño. «Fomos o único grupo político que propuxo desenvolver as bolsas de solo, levamos anos dicíndoo e levámolo no noso programa electoral», añade. En todo caso, el Bloque reserva su posicionamiento sobre la propuesta del gobierno local a la espera de conocerla en detalle.

Más receloso se muestra el PP. Sin oponerse al desarrollo de las zonas urbanizables, consideran que el gobierno local ha empezado con mal pie. Primero, porque no ha tenido en cuenta a la oposición, y segundo, porque quedan fuera los núcleos rurales. «E nas parroquias por que non se fai tamén?», se pregunta el líder popular, Luis Aragunde. En su opinión, esta laguna quedaría resuelta si el bipartito, en vez de «ir pedazo a pedazo», afrontara la gestión urbanística partiendo de la redacción de un Plan Xeral de Ordenación Urbana (PXOM). Aragunde recuerda que bajo su mandato, el Concello elaboró un estudio previo para redactar el PXOM «que custou moitos cartos» y cree que es ahora, precisamente por no ser una cuestión urgente y no existir presión en el sector de la construcción, el mejor momento para afrontar este tema. El portavoz popular anuncia que su partido estará expectante ante los próximos movimientos del gobierno local, «porque este proceso necesita moita transparencia e claridade, pode haber intereses particulares».

Por su parte, desde Cambados Pode también ven con buenos ojos que se desbloquee la situación para que se pueda construir en zonas del pueblo donde ahora no es posible. «Hai que felicitalos porque copian o noso programa», apuntó irónicamente José Ramón Abal. Pero, como el PP, considera que sería más operativo dotar al Ayuntamiento de un plan general. «Nalgún momento haberá que afrontar o reto de facer un PXOM novo porque, ao final, estes procesos fanse moi longos. O que máis me chama atención é que sendo dous no goberno non foron quen de poñerse de acordo sobre este tema, porque para o PSOE, o PXOM era a súa máxima prioridade», señala el concejal.

La apuesta urbanística lanzada por el bipartito pivota sobre dos ejes: el desarrollo de tres unidades de gestión -situadas en los entornos de la avenida de O Salnés, A Pastora y la calle Os Olmos- y la aprobación de planes parciales para poder urbanizar amplias bolsas de terreno como las que existen en el Campo verde y entre el colegio Antonio Magariños y la avenida do Salnés.

El bipartito cambadés también anuncia la aprobación de un plan especial para permitir la apertura de la calle de A Pacheca, un trámite que se está dilatando a la espera de cerrar los acuerdos de cesión de terrenos con los propietarios.

El edil de Pode, José Ramón Abal, que inició estas gestiones siendo concejal de Obras y Urbanismo durante el pasado mandato, criticó ayer el retraso que acumula este proyecto, presupuestado en 250.000 euros.

¿Más salarios para liberados? «Depende deles», dice Caamaño

Lo decía el primer teniente de alcalde, Tino Cordal, el miércoles. Los ambiciosos planes urbanísticos que plantea el gobierno local para este mandato requieren tiempo y dedicación, y las actuales circunstancias no son las más propicias. La única que está librada, es decir, que percibe un salario por su trabajo en el Concello, es la alcaldesa, Fátima Abal, lo cual complica la gestión del día a día.

La propuesta de PSOE-Somos, que pasaba por que se aprobaran otras cuatro liberaciones a tiempo parcial, fracasó en votación plenaria en dos ocasiones, pero el bipartito no desiste y aprovechando la negociación para los presupuestos, esta primavera, volverá a poner el asunto sobre la mesa.

El BNG no cierra ninguna puerta: «Depende deles, negociar é ceder e esixir, o que non se pode é querer todo», indicó Víctor Caamaño. Las posibilidades se estrechan en el alero popular. «Nós, sendo once no goberno, só cobraba o alcalde e un concelleiro a tempo parcial; eles, sendo sete, teñen un soldo para a alcaldesa e é suficiente; polo que traballa, non merece nin o soldo que ten», indicó Aragunde.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La derecha reclama un PXOM para desbloquear el urbanismo en Cambados