Las aguas del 90% de las playas de O Salnés tienen una calidad excelente

Solo O Preguntoiro (Vilagarcía), y O Facho (Cambados) bajaron su nota con respecto a 2018


vilagarcía / la voz

Son 52 las playas de la comarca de O Salnés en las que el Sergas hace un mínimo de 16 controles al año para verificar la calidad de sus aguas. Playas que están en una lista especial y de la que solo se caerán si las notas son negativas durante cinco años consecutivos. Pero esto es algo que, afortunadamente, no va a suceder. Más bien todo lo contrario porque, de ese medio centenar de arenales vigilados con contumacia, no se puede contar mejor cosa que en el 90% de los casos han recibido el calificativo de excelente en su nota final del 2019.

Es decir, en 47 de los 52 arenales la nota es máxima y la cifra es muy buena, pero ligeramente inferior a la del año pasado. Lo es porque las aguas de dos de las playas han perdido el calificativo de «excelente», para pasar a ser «boa». Son las de O Preguntoiro, en Vilagarcía, y O Facho, en Cambados.

Pleno de notas máximas

Por lo que respecta al reparto por concellos, hay tres que han hecho un pleno de notas máximas. Se trata de O Grove, con 21 excelentes en los 21 arenales que examina el Sergas, Vilanova, con 11, y A Illa, que hizo pleno en sus ocho playas examinadas.

En Cambados han recibido la máxima nota A Torres de San Sadurniño, Saíñas y San Tomé y se cayó un peldaño la ya reseñada de O Facho. Tanto Ribadumia como Catoira tiene una zona de baño que es controlada por los técnicos del Sergas. La catoirense es la del paseo marítimo y la ribadumiense la de Cabanelas. Ambas aprueban con sendas calificaciones de «boas».

La nota más baja de todos los arenales vigilados en la comarca de O Salnés se la lleva la playa de A Concha, que tiene que conformarse con un «suficiente» y aprueba por los pelos. O Preguntoiro, por su parte, bajó su nota y pasó del «excelente» del 2018 al «boa» del 2019. Conviene recordar que la vilaxoanesa es una de las dos playas vilagarcianas que ondeó una Bandera Azul el año pasado. Las demás playas de Vilagarcía que reciben la visita de los técnicos del Sergas se llevaron la máxima nota en su calificación final del año pasado. Son las de A Covacha, Campanario, Canelas y Compostela.

Por lo que respecta a Sanxenxo, en diecinueve playas controladas la nota fue la máxima. Son algo más de doscientos los arenales que son objeto de esa continua vigilancia por parte del Sergas en la provincial y en todos ellos el resultado fue positivo.

En Barbanza las noticias también fueron muy buenas. Nada menos que 90 zonas de baño del territorio barbanzano son objeto de inspecciones por parte de Sanidade, y de ellas un total de 87 han logrado la calificación de excelente en la calidad del agua. Son cinco más que el año pasado, y suponen el 96,6 % del total de playas sometidas a controles.

En Muros se realizan controles en 22 puntos y solo dos están por debajo del excelente, mientras que en Carnota figuran en el censo del Sergas 11 puntos de muestreo. Porto do Son ocupa el segundo puesto del ránking en cuanto a arenales sometidos a inspecciones, con un total 18, seguido de Ribeira, con 17. Ambos logran el excelente para todas sus playas, igual que Boiro (con nueve zonas controladas), Mazaricos (una), Noia (dos), Outes (una) y Rianxo (tres).

Vilagarcía y A Illa lucieron cuatro Banderas Azules durante el pasado verano

Las banderas azules ondearon en las playas de O Salnés el pasado verano. La Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) concedió este distintivo a 107 arenales gallegos, entre los cuales se incluyeron catorce de Sanxenxo, dos de Vilagarcía y dos en A Illa de Arousa. Sanxenxo encabeza el ránking con catorce playas distinguidas, entre las cuales se incluye Panadeira, que había quedado fuera de la convocatoria del año 2018. En Vilagarcía repitieron O Preguntoiro (Vilaxoán) y Campanario (Bamio) y en A Illa, Area da Secada y O Bao. Este último concello también reeditó los distintivos azules para el Centro de Interpretación da Conserva y la senda Bao-Xastelas. O Grove, por decisión del Concello, quedó al margen de esta convocatoria. En total, Galicia sumó 107 banderas azules para arenales de 31 concellos y otros distintivos para doce puertos deportivos y quince para los llamados centros azules, lo que la sitúa en las primeras posiciones en relación al resto de España.

El susto del pasado verano

En el polo opuesto a las buenas noticias, el verano pasado dejó un pequeño susto en Vilagarcía cuando Emerxencias decidió cerrar al baño la playa de A Compostela cuando una mancha de color entre amarillento y parduzco comenzó a extenderse por la orilla del arenal, desde la zona de O Ramal hacia el norte. Pronto surgió la hipótesis de un fenómeno natural. En concreto, los efectos de las altas temperaturas sobre un alga, y todo quedó en un pequeño incidente que se solventó en un par de días.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las aguas del 90% de las playas de O Salnés tienen una calidad excelente