Y Pilar capturó el último rayo verde del 2019

La vilagarciana fotografió con su cámara ese extraño elemento en la playa de A Compostela


vilagarcía / la voz

Pilar Gómez Buhigas trabaja como administrativa en el colegio Rosalía de Castro de Carril y es una apasionada de la fotografía por herencia familiar. Fue su abuelo, fotógrafo como el padre de Pilar, quien le regaló la primera cámara cuando hizo la primera comunión. Ahí se creó una pasión que se mantuvo durante años y que se reforzó con la llegada de las cámaras digitales. Ahí fue su marido quien le regaló la primera y, a partir de entonces, se despertó de nuevo la fiebre y hasta comenzó a acudir a cursos para mejorar su técnica.

Cada tarde baja con su cámara a dar un paseo -«por A Compostela si voy justa de tiempo, o por A Illa o Tragove si estoy más libre», dice- y comienza a disparar. El pasado martes, para cerrar el año, salió de nuevo con su compañera de caminatas a la hora del ocaso y fotografió la puesta de sol como suele hacer. Esa noche no tuvo tiempo para revisar las fotografías y cuando lo hizo al día siguiente saltó la sorpresa. Había captado un rayo verde. «Lo veía venir, lo presentía», dice quien ya consiguió captar ese extrañó fenómeno en alguna otra ocasión. En esta ocasión, el efecto fue muy tenue porque había niebla, pero se puede ver sin problema en sus fotografías.

Pero, ¿qué es un rayo verde?. Pues es un fenómeno óptico que se produce durante un par de segundos como mucho sobre el sol cuando sale o cuando se pone. Es en ese momento cuando la luz de alta frecuencia (verde/azul)se curva más que la de baja frecuencia, con lo que así los rayos verdes y azules de la parte superior del sol en el horizonte permanecen visibles mientras que los rayos rojos están tapados. Cuanto más limpio esté el aire más posibilidades hay de ver ese destello verde que es todo un extraño elemento.

Estaba alerta

No es fácil conseguir captarlos por su brevedad, pero el martes Pilar estaba alerta. «Hay que estar muy preparada para tomar las fotografías porque si no se va», explica. Ella tuvo suerte y lo captó y, tal y como sucede con la mayoría de las fotografías que hace, expuso las imágenes en sus redes sociales. En esta ocasión, además, era un rayo verde especial porque fue el último del año 2019.

A pesar de que Pilar le quita importancia a su captura fotográfica, lo cierto es que el rayo verde ha estado rodeado de un halo de misterio desde que Julio Verne lo describiera por primera vez en una de sus novelas. Hace unos meses, en julio del año pasado, Sandra Sánchez -como Pilar, aficionada a la fotografía y también al mar- también conseguía captar uno. En su caso, desde las Islas Cíes y, de nuevo como Pilar, no se dio cuenta de lo que había logrado hasta que más tarde revisó las fotografías. «Hai moita xente que se pasa a vida intentando velo sen conseguilo e eu non coñezo a ninguén máis que o teña visto», contaba entonces a La Voz la chantadina, a la que ha salido competencia por la fotografía más rara de los últimos tiempos desde la playa de A Compostela. Y para orgullo de la madre de Pilar, a la que -según confiesa la fotógrafa- le encanta que hablen bien de sus hijos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Y Pilar capturó el último rayo verde del 2019