Más viento que lluvia al paso de Fabien por tierras de O Salnés

El temporal provocó desprendimientos de repisas y carteles en Vilagarcía, y la caída de una casa deshabitada en Valga


vilagarcía / la voz

Si Elsa trajo lluvia, lo que su sucesor, el temporal Fabien, descargó ayer sobre el mar de Arousa y las tierras de O Salnés fue, sobre todo, viento. Fuertes rachas que provocaron múltiples incidencias a lo largo de toda la jornada. Muchas de ellas tuvieron Vilagarcía como escenario. La caída de un árbol en la parte posterior del Museo do Tren, por ejemplo, que no llegó a hacer necesario el corte del servicio ferroviario. Pero, sobre todo, los desprendimientos en fachadas que obligaron a emplearse a fondo a los operarios del servicio municipal de Emerxencias e Protección Civil. En el entorno de Ravella y en Edelmiro Trillo, donde una repisa se vino abajo sobre la acera, en la misma entrada de un establecimiento comercial. Carteles, contenedores y toldos sufrieron las iras de la enésima borrasca de ese otoño.

Escenas parecidas se repitieron a lo largo y ancho de la comarca. Las dos más contundentes se produjeron en Valga, donde los muros de una vivienda deshabitada no soportaron el temporal, y en Ribadumia, concretamente en el pazo Quinteiro da Cruz. Un árbol de grandes dimensiones se desplomo, ocasionando daños a una vivienda inmediata.

El PP culpa a Ravella

El Partido Popular de Vilagarcía extrajo, por su parte, una lectura política de la cadena de borrascas y de sus efectos sobre la capital arousana. «Tanto el centro urbano como las parroquias y el rural han sufrido enormemente, dejando en evidencia la falta de previsión del equipo de Alberto Varela», indicó el portavoz conservador, Alfonso González Gallego, en referencia al gobierno socialista y al alcalde de la ciudad. Los populares aseguran que «Vilagarcía se echa a temblar cada vez que llueve con intensidad». «Es evidente que las condiciones climatológicas no son competencia municipal, pero estábamos avisados del empeoramiento que se avecinaba y no ha habido una respuesta seria y con planificación», apunta Gallego, subrayando que «Vilagarcía no se puede paralizar por fuertes aguaceros en pleno diciembre».

Los conservadores critican de nuevo la forma en la que se han instalado las nuevas marquesinas del autobús, «sin protecciones laterales en varias de Rubiáns».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más viento que lluvia al paso de Fabien por tierras de O Salnés