Vicepresidencia asegura carecer de competencias en la mancomunidad

La Xunta sostiene que sus miembros cesantes pueden aprobar la cuenta general


vilagarcía / la voz

Esta semana, el diputado socialistas Julio Torrado instaba al departamento autonómico de Vicepresidencia a tomar cartas en la crisis que atraviesa la Mancomunidade do Salnés y convocar de oficio el pleno de su constitución, algo que se niega a hacer su presidente en funciones, el popular Gonzalo Durán. Torrado apelaba, para ello, a la condición de Consellería de Administracións Públicas que también asiste al área que dirige Alfonso Rueda. Ayer, sin embargo, la Xunta ofreció una respuesta que vuelve a poner patas arriba todo este confuso affaire: «A Xunta non ten competencias neste asunto», zanjaron fuentes autonómicas.

Vicepresidencia sostiene que lo que está ocurriendo en el ente comarcal responde a «unha situación transitoria ata a resolución do contencioso administrativo». Ahora bien, que los 27 vocales elegidos por los nueve concellos que componen el pleno del organismo comarcal no puedan tomar posesión no significa, según la Xunta, que la mancomunidad no pueda seguir funcionando. Todo lo contrario: «Segundo os seus estatutos, esta situación non impide o seu funcionamento ordinario, xa que estes prevén que mentres non tomen posesión os novos membros, os membros cesantes continuarán as súas funcións para a administración ordinaria».

La conclusión a la que llega la Administración autonómica encierra una auténtica paradoja. Entre los miembros cesantes a los que se refiere, no ya en la xunta xeral, sino en el propio comité ejecutivo, el núcleo de la mancomunidad compuesto únicamente por los alcaldes, hay varios que ya no son concejales. Incluso han dejado la vida política. Sin profundizar demasiado, surgen nombres relevantes. A saber, Gonzalo Pita, vicepresidente a las órdenes de Gonzalo Durán durante el mandato anterior, abandonó Sanxenxo Agrupación Liberal tras el formidable batacazo que sufrió su formación en las elecciones de mayo. Lourdes Ucha, miembro de pleno derecho de la anterior ejecutiva mancomunada, en tanto que alcaldesa de Meaño en aquel mandato, no desempeña ya cargo político alguno. Es más, el PP ni siquiera la tuvo en cuenta a la hora de reconfigurar el partido tras la expulsión del actual regidor. Ucha, de hecho, apoyó públicamente a Carlos Viéitez a raíz de su defenestración. Según Vicepresidencia, todos ellos podrían seguir tomando decisiones pese a no representar a nadie tras los comicios de mayo.

Marta Giráldez, la apuesta socialista para relevar a Durán al frente del organismo mancomunado, alertó la semana pasada acerca de las nefastas consecuencias que el bloqueo puede acarrear. Si el ente no es capaz de aprobar su cuenta general antes de que concluya el año, no podría recibir subvenciones públicas en el 2020. Tanto ella como los regidores de Vilagarcía, Alberto Varela, y A Illa, Carlos Iglesias, instaron al PP a manifestar claramente si respalda a Durán Hermida en su cerrazón a renovar la institución. De momento, la Xunta no ve ningún problema en que el presidente en funciones convoque a los vocales elegidos en el 2015 para que sean ellos quienes aprueben la cuenta. «Non existe -dice Vicepresidencia- ningún obstáculo».

Según esta tesis, exconcejales fuera ya de la vida política podrán seguir tomando decisiones

La posibilidad de que la Xunta o la Diputación actúen

Los estatutos de la mancomunidad no prevén una situación de bloqueo como la que atraviesa el organismo. Es cierto que la asistencia de un tercio de la xunta xeral bastaría para darla por constituida, pero la norma exige, también, la presencia del presidente y de la secretaria. Si Durán no quiere, no habrá manera de seguir adelante. El ROF y la ley electoral sí facultan a la Xunta y a la Diputación para nombrar comisiones gestoras en los entes locales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vicepresidencia asegura carecer de competencias en la mancomunidad