Corrigen las goteras, pero el sótano del auditorio vilanovés seguirá inundándose

La reparación del tejado se espera que sea definitiva y en el futuro se instalará un sistema de bombeo en el bajo


vilanova / la voz

Las goteras del auditorio municipal de Vilanova están solucionadas y las filtraciones de agua que registra el sótano se resolverán en el futuro. Ese es el mensaje que traslada el alcalde Gonzalo Durán al ser preguntado por la situación de las instalaciones tras la deplorable imagen que presentaban el pasado sábado: en el vestíbulo y el patio de butacas hubo que colocar calderos para recoger el agua de la lluvia y en las estancias del sótano, el agua cubría las suelas de los zapatos. Todo ello, tan solo tres semanas después de haberse inaugurado el edificio, en el que se invirtieron 1,3 millones de euros.

El alcalde no oculta su enfado por esta situación y así se lo trasladó a la empresa constructora, a la que exigió la solución inmediata a estas deficiencias. El mismo sábado por la tarde se realizaron obras de urgencia en la cubierta y las goteras no volvieron a aparecer, y, según informa Durán, la previsión es que no vuelvan a hacerlo toda vez que la empresa le garantizó que la reparación que se hizo es de carácter permanente. El problema surgió porque lo equipos de aire acondicionado que van alojados en el tejado no estaban sellados correctamente y el agua de la lluvia no tardó el filtrarse por el techo.

La solución al anegamiento del sótano va a tardar más y pasa por la instalación de un sistema de bombeo. Lo que está por determinar es cuándo se va a colocar y quién lo va a pagar, extremos ambos que no pudo concretar ayer Durán. En su opinión, esta actuación debería ir a cargo del presupuesto del proyecto que financia la Diputación de Pontevedra, o, en su defecto, de la fianza de la obra (30.000 euros).

Sin uso

Entre tanto, el sótano seguirá sin uso y, teniendo en cuenta su propensión a inundarse, seguramente solo se podrá usar como almacén de materiales de poco valor y fácilmente transportables. El hecho de que el edificio se levante sobre un relleno ganado al mar podría ser uno de los factores desencadenantes de las inundaciones, aunque el alcalde tampoco descarta como posible causa el deterioro que pudo haber sufrido la estructura del edificio como consecuencia de la parálisis que sufrió la obra. «El hormigón estuvo más de un año sin que le echaran el aislamiento, y eso pudo perjudicar», según explicaba ayer.

Durán confía en que no vuelvan a repetirse imágenes como las del sábado y que este espacio pueda utilizarse en el futuro para la actividad cultural y social del municipio en óptimas condiciones. El domingo ofreció doble oferta de cine y teatro y desde el viernes acoge la exposición de pintura Borranchos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Corrigen las goteras, pero el sótano del auditorio vilanovés seguirá inundándose