Embiste a un automóvil parado en un semáforo mientras conducía bebido

El accidente tuvo lugar a las seis de la mañana en el cruce de Sobrán y el individuo que lo provocó multiplicaba por cuatro la tasa de alcoholemia


Vilagarcía / La Voz

Madrugada, volante, alcohol, un semáforo y otro coche. Estos cinco elementos se conjugaron esta noche, en Vilagarcía, para provocar un estrepitoso accidente en la avenida de Vilanova. Un individuo, que conducía un automóvil bajo los efectos de una generosa ingesta etílica, abandonaba la capital arousana. Corrían las seis y media de la mañana y en la carretera no había un alma. Mejor dicho, sí la había. Una mujer había detenido su turismo ante la señal roja del semáforo que regula la circulación en el cruce de Sobrán. Lo que menos podía esperarse era que alguien se le echase encima al volante. Pero así fue. El primer sujeto no debió de advertir la presencia del coche que lo precedía, o tal vez no pudo reaccionar, pero el caso es que embistió por detrás al vehículo que estaba parado, provocando lesiones leves a su conductora y daños materiales nada despreciables. Realizada la prueba de alcoholemia, el tipo multiplicaba por cuatro los 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire en los que se establece el límite permitido: dio 1,05.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Embiste a un automóvil parado en un semáforo mientras conducía bebido