Conciertos, personal y carpas se llevan la mitad del presupuesto del Marisco

La compra del producto representa el 45 % del gasto, que se financia con las ventas


O Grove / la voz

Tras un plato de fideos marineros hay mucha logística. El montaje de la Festa do Marisco requiere un gran despliegue de infraestructura y de medios humanos que se llevan una parte importante del presupuesto de la fiesta. La instalación de las carpas -recinto de degustación, conciertos y espacios institucionales- y el montaje de las cocinas suponen muchos días de trabajo y un gasto de 70.000 euros. En cuanto al personal, el gasto ronda los 40.000 euros. El Concello contrata a alrededor de 80 personas para trabajar en las cajas, la limpieza, las cocinas y la seguridad del recinto, a las que hay que sumar una treintena que trabajan en los puestos que se explotan por concesión: pulpo á feira, arroz de mariscos, rodaballo, navajas, berberecho y mejillón.

Las contrataciones públicas se realizan a través de una bolsa de empleo que se abre en el mes de mayo, en dos modalidades; personal fijo, para todos los días de la fiesta (del 3 al 13 de octubre), y el de refuerzo, para los fines de semana, que es cuando se produce la mayor afluencia de público.

Con todo, la mayor partida del presupuesto, con diferencia, se la lleva la compra del producto (alrededor de 400.000 euros), cantidad que en las últimas ediciones se ha logrado autofinanciar con las ventas en el recinto. El sábado, por ejemplo, se superaron los 100.000 euros de recaudación.

De no ser por los conciertos y demás actividades culturales, la fiesta podría autofinanciarse con la venta del marisco, según explica el alcalde, José Antonio Cacabelos. Las actuaciones cuestan 180.000 euros y son con entrada gratuita, de manera que las cuentas siempre quedan en números rojos; en la edición del 2018 hubo unos gastos de 948.000 euros y los ingresos sumaron 721.000 euros. Es, en todo caso, un gasto bien empleado, opina el alcalde. «A festa non supón ningún déficit porque, aínda que é difícil de calcular, temos o convencemento claro de que repercute nunha actividade económica no pobo moi superior ao esforzo que fai o Concello», señala en alusión al lleno que registran estos días los hoteles y al agosto que representa esta fiesta para la restauración local. Todo ello, a mayores de la proyección turística que representa la cita de octubre para O Grove. «Esta festa representa o 8 % do total do gasto do Concello, penso que non hai Concello en Galicia que faga algo así», añade Cacabelos. Además, puntualiza el regidor, de la infraestructura que va a cuenta de la fiesta se benefician otros colectivos como ocurre con el caso de las carpas de O Corgo, que aunque se montaron para el evento gastronómico, permanecerán todavía durante varios días para dar cabida a otras actividades sociales y culturales del pueblo.

Vasos y menaje reutilizables

La Festa do Marisco trata de ser un ejemplo de sostenibilidad mediante el reciclaje. Desde los últimos años, los tenedores, platos y cuchillos que se reparten con las raciones son de material «compostable» y los vasos que se ponen a la venta este año por 0,50 euros son reutilizables. En el recinto de O Corgo existen contenedores de recogida selectiva y se refuerza la recogida de vidrio gracias a un acuerdo alcanzado por el Concello con Ecovidrio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Conciertos, personal y carpas se llevan la mitad del presupuesto del Marisco