El tiempo se alía con el Marisco y hace prever un fin de semana multitudinario

La fiesta tuvo un arranque espectacular, con más de 4.000 raciones consumidas


o grove / la voz

Cuando el jueves, a las siete de la tarde, se abrieron las carpas de la Festa do Marisco, una marea humana se abrió paso hacia las cajas para comprar las primeras raciones de los mejores productos de las rías gallegas. El hambre de marisco era tal, que en esa primera jornada se despacharon 4.000 raciones -4.130, en concreto- en apenas unas horas. La cifra es muy similar a la de otros años, lo que demuestra, a juicio del gobierno local, que «o primeiro día de festa estase a converter nun importante reclamo». A partir de ahora, la cifra no dejará de engordar. Especialmente durante un fin de semana que, como este, se espera también multitudinario. Hasta el viento parece decidido a soplar a favor de la celebración gastronómica, apartando las nubes durante la mayor parte del fin de semana -solo se prevé algo de lluvias para esta noche-.

No es de extrañar, pues, que en el Concello reine la satisfacción. El alcalde, José Cacabelos, recalcaba ayer el tirón de la faceta gastronómica de la cita. Un tirón refrendado por unos números según los cuales, en la primera jornada del evento el plato preferido por los comensales fue el pulpo, seguido de las empanadas, los mejillones, el arroz de mariscos y las almejas a la marinera.

Pero el regidor quiso señalar, también, la importancia del cuidado programa de conciertos con el que se ha aderezado este año la oferta grovense. El jueves, en la carpa habilitada para acoger estos eventos, actuaron FlaMeco, primero, y Los Secretos después. Ante el escenario al que se subieron no quedó ni un hueco libre. «La carpa estaba llena a rebosar, incluso había gente fuera cuando paró un poco la lluvia», recalca el alcalde Cacabelos, quien cifra en unas 2.000 personas la capacidad de la estructura bajo la que se celebran los conciertos.

Un ejemplo

Conseguir atraer hacia O Grove a una gran cantidad de turistas en plena temporada baja es uno de los retos de la Festa do Marisco. Pero las cifras no deben cegar a nadie. Porque la celebración es mucho más que números. En O Grove llevan años intentando convertir este evento en un referente de sostenibilidad y de igualdad, unas metas que ayer fueron alabadas por la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, y por la alta comisionada del Gobierno para la Agenda 2030, Cristina Gallard. Ambas aplaudieron el esfuerzo realizado desde O Grove para convertir la suya en una fiesta sostenible, en la que todo el menaje empleado es compostable o reutilizable. Gallard, en concreto, se mostró encantada «de poder conocer un ejemplo práctico y concreto de acciones a favor de la sostenibilidad ambiental».

Un certamen que camina hacia su declaración de Interés Turístico Internacional

Durante la visita que ayer realizó Carmela Silva a O Grove, la presidenta de la Diputación anunció que la Festa do Marisco contará pronto con el reconocimiento de Interés Turístico Internacional. Recalcó que el expediente, en el que el Concello ya está trabajando desde hace tiempo, «ten todo o apoio da presidenta da Deputación». En ese sentido, Cacabelos indicó que se están realizando acciones promocionales para subrayar la proyección internacional del certamen. Además, según relató, la declaración internacional cuenta también con el respaldo del Gobierno central.

Las compras

Ayer, en el recinto de la fiesta abrieron sus puertas dos propuestas comerciales que seguro atraerán la atención de muchos de los asistentes al recinto. Una es Grovestock, una feria de oportunidades en la que se podrán encontrar productos a precios rebajados. La otra el puesto de la asociación Grovemakers, un colectivo que aglutina a emprendedores grovenses con interesantes propuestas de diseño, todas con marcado e intenso sabor local.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El tiempo se alía con el Marisco y hace prever un fin de semana multitudinario