PSOE y PP retiran a Castaño la Junta de Gobierno de Catoira en un pleno bronco

El alcalde critica a su predecesor por eliminar un órgano que García usó durante 30 años


catoira / la voz

«É a moción dun ignorante que non quere informarse». Respuesta: «É vostede un indesexable». Las palabras gruesas volvían ayer a marcar el enfrentamiento constante que mantienen el actual alcalde nacionalista de Catoira, Xan Castaño, y su predecesor en el cargo los 30 últimos años, el socialista Alberto García. El detonante en esta ocasión, la moción que el PSOE presentó al pleno de la corporación vikinga exigiendo la supresión de la Junta de Gobierno Local, el órgano de coordinación entre los integrantes de un ejecutivo municipal, que había facilitado tan solo dos meses antes con su abstención. Una moción en la que García pidió dedicar el dinero que se ahorre a habilitar sendos espacios en el concello para los grupos políticos municipales, y una vez hecho esto, su reparto entre estos últimos en función de la proporcionalidad de sus votos en las elecciones municipales de mayo. La moción salió adelante tras un bronco debate con el apoyo del PP, que ya se había opuesto a la creación de la Junta de Gobierno Local cuando esta se aprobó a mediados de julio.

García argumentó su cambio de posición en dos meses a que «pensabamos que a forma de gobernar ía ser outra», sosteniendo que la acción de este gobierno local se centra en aprobar pagos y licencias, para lo que bastarían las competencias propias del alcalde. Castaño, que le reconoció «coherencia» al grupo popular, replicó a su predecesor con dureza: «Non ten nome, nin sei cualificar sen ferir a ninguén». Antes de entrar en materia, García le espetó «Xa sei que vostede é cazador».

El aludido expuso entonces que «quen convocou 1.500 Xuntas de Goberno Local nestes 30 últimos anos, que custarían uns 270.000 euros en dietas, vén agora dicir que non é necesaria». Siendo así, se preguntó: «Serían entón esas xuntas para repartir os cartos dos veciños de Catoira entre os seus concelleiros? Estivo dilapidando conscientemente recursos humanos e económicos do Concello?». Castaño rechazó sus propias suposiciones al aire defendiendo la necesidad que un Concello tiene de dicho órgano, y afeando a García los 15.450 euros, a razón de 75 por cada día de asistencia al Concello ya jubilado, más otros 3.496 en otras dietas en los últimos ocho meses y medio del socialista en la Alcaldía. También que pida que las dietas de la Junta de Gobierno se destinen a despachos de los grupos políticos antes que a reparar goteras como la que se veía sobre la propia bancada del PSOE en el salón de plenos.

La bronca no acabó aquí. En la siguiente moción, del PSOE en apoyo a la campaña #EmerxenciaFeminista de varias organizaciones de mujeres, la edila nacionalista, María Paz, criticó la falta de apoyo económico del gobierno central socialista a la lucha contra la violencia de género, y pidió a los correligionarios de García «que rexeiten» el hecho de que «as traballadoras do Concello son acosadas polo ex alcalde desde que abandonou o cargo». Este le contestó: «Vouna levar ao xulgado».

El socialista llevará a la edil nacionalista al juzgado por decir que acosa a las empleadas municipales

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

PSOE y PP retiran a Castaño la Junta de Gobierno de Catoira en un pleno bronco