Terras Gauda, más biodiversidad menos productos fitosanitarios

La bodega presenta dos proyectos de investigación para lograr una mayor sostenibilidad del viñedo

Biodiversidad es sinónimo de salud. Cuantos más organismos diferentes convivan de forma natural en una parcela, mayor salud tendrán las plantas y, de paso, mayor resistencia desarrollarán a determinadas enfermedades. Este es el principio que defienden en Terras Gauda, bodega de Rías Baixas que ayer presentó dos programas de investigación en viñedo encaminados en este sentido. El primero de ellos busca reducir el uso de fitosanitarios mejorando las técnicas de cultivo. El segundo quiere restaurar la biodiversidad de los suelos vitivinícolas y, con ello, mejorar la salud de las plantas y que cuenten con más resistencias naturales a las plagas y enfermedades.

En esta firma tienen claro que reducir el uso de fitosanitarios y ofrecer productos cada vez más naturales es la tendencia actual tanto de administraciones como la Unión Europea, como del mercado. «Nuestra línea de trabajo siempre se ha orientado, tanto en el viñedo como en la bodega, a respetar el medio ambiente», explicó Enrique Costas, director general de la empresa. De hecho, en el 2001 ya pusieron en marcha sus primeros proyectos de investigación orientados, entonces, a realizar una selección clonal del albariño. Ahora, han decidido dar un paso más y buscar fórmulas que permitan reducir el uso de los productos fitosanitarios. «Buscamos alternativas que sean sostenibles, pero eficientes pues deben tener unos costes económicos asumibles», añadió Emilio Rodríguez Canas, director enológico.

El proyecto busca mejorar las técnicas de cultivo para aplicar cada vez menos tratamientos Acabar con los fitosanitarios es, precisamente, el objetivo del proyecto que será financiado mediante el programa europeo Horizon 2020. De desarrollar esta iniciativa se encargará un consorcio formado por empresas, centros de investigación, parques tecnológicos, agrupaciones empresariales, instituciones y universidades de países como Francia, Italia, Portugal, Grecia y España. La idea es proponer mejoras en las técnicas de cultivo, en los procesos y en la metodología de protección del viñedo, generalizando el uso de productos más naturales y menos agresivos. «Se trata, sobre todo, de trabajar dentro del viñedo para tratar de dar cada vez menos tratamientos», añadió Rodríguez Canas.

Esta línea de investigación se verá, además, completada por una segunda iniciativa. En este caso, se trabajará con el apoyo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) con un objetivo claro: restaurar la biodiversidad del suelo. «Queremos mejorar los microorganismos del suelo que están en la raíz y si conseguimos una mayor biodiversidad el aspecto natural de las plantas mejorará y también su salud», insistió el director enológico. Además, «está comprobado que induce defensas naturales a la planta y si esta está más sana, necesitaremos menos tratamientos», añadió. Para ello se trabajará en la intensificación ecológica, esto es, oxigenando el suelo donde esta la planta y utilizando métodos como el vermicompost, un sistema con el que ya trabaja esta bodega gracias a otro proyecto de investigación. 

Internacionalización

La iniciativa no busca solo una mejora de la planta y del ecosistema, sino que en Terras Gauda están convencidos de que este cambio se dejará sentir también en el vino. «Si hay cambios en la microbiota, hay mejoras en la uva y eso va a influir también en nuestros mostos y creemos que habrá una mejora», aseguró Rodríguez Canas. Pero es que, además, esta iniciativa tiene una vertiente internacional. Porque el proyecto se llevará a cabo en colaboración con una bodega del hemisferio sur americano. «Estudiaremos dos ámbitos muy diferentes», añadió. Eso permitirá obtener datos reales de dos campanas vitivinícolas en un mismo ejercicio, pues mientras Terras Gauda vendimia en septiembre en Sudamérica se hace en marzo. «Esto le da más solidez al proyecto», concluyó.

El primero de los proyectos está en marcha y está previsto que a principios del próximo año se presente el consorcio que lo integrará. Sus resultados se extrapolarán a otro tipo de cultivos. El segundo se llevará a cabo durante las tres próximas campañas vinícolas.

José María Fonseca: «Este es un año complicado en el que la uva pesa poco»

Terras Gauda se encuentra actualmente inmersa en la vendimia. Pero este no es un buen año, en palabras del presidente del grupo, José María Fonseca. Este se mostró ayer preocupado por el rendimiento de la uva, que está siendo menor de lo esperado, y por la cantidad que se recogerá, pues teme que sea insuficiente.

«Este no es el mejor año. Es complicado porque tuvimos en primavera un ataque fuerte de granizo y, aunque aparentemente la cosecha era buena, la uva pesa poco», explicó Fonseca. El rendimiento no está siendo el esperado y, de ahí, que en la bodega se muestren preocupados por la cantidad de vino que, finalmente, podrán elaborar. «Estamos en un momento de expansión y por eso para Terras Gauda no es buena esta escasez», añadió el presidente del grupo. Por eso la bodega «tratará de suplir como podamos, y hasta donde podamos» esa carencia de uva. Eso sí, «no vamos a bajar la guardia y nuestro objetivo será siempre el de mantener la calidad por encima de todo», añadió. En su opinión, aunque la cosecha de este año será escasa, esto no impedirá que el vino sea de calidad.

Seguir leyendo

Votación
9 votos
Comentarios

Terras Gauda, más biodiversidad menos productos fitosanitarios