El nuevo mejor amigo del Arousa debería llamarse C.D. Estradense

De aprender la lección, que en la Tercera nadie te dice no a los regalos que estés dispuesto a hacer, los de Rafa Sáez tendrán mucho ganado


No ha llegado, y tampoco tendría por que llegar a hacerlo, el momento en que el Arousa deba sentarse en el diván. Consumida la tercera jornada de Liga, sumar tan solo 3 de los 9 puntos disputados y empezar la semana con la segunda derrota encadenada a la espalda no resulta motivo para la alarma. Sí, por supuesto, un toque de atención, que no debe ser pasado por alto. Y así lo asume el primero el entrenador del conjunto arlequinado.

«Una vez que el resultado -el 0-2 del domingo en A Lomba con el C.D. Estradense- no tiene vuelta atrás no te puedes quedar con la cabeza gacha, porque si no lo más probable es que te den otro palo. Lo importante en este momento es levantar la cabeza. Y no la podemos levantar sin mirar a la realidad del partido. Evidentemente, te deja unos cuantos recados», señaló Rafa Sáez.

Los recados de los que hablaba el domingo, escasos minutos después de la consumación del éxito del asalto del recién ascendido C.D. Estradense al feudo arousista, «son evidentes», explicaba ayer el entrenador: «La competencia en la Tercera va a ser dura. Para ganar partidos va a haber que hacer muchas cosas bien; pero sobre todo, el trabajo defensivo. Los partidos los van a ganar los equipos que mejor defiendan. Meter goles no te garantiza ganar. No encajar es sinónimo de no perder». Principios capitales en la gran mayoría de las categorías del balompié, pero que en la Tercera División se elevan a mandamientos. Algo que aprende cualquier jugador con minutos en la Tercera en media temporada. De ahí lo extraño de la paupérrima actuación en A Lomba del curtido plantel de Rafa Sáez ante un recién ascendido, y más delante de su propia afición como recordatorio del lugar y las circunstancias de juego.

Si el propio día del encuentro ya había reconocido que «no hemos estado bien en ningún momento», haciendo hincapié una y otra vez en el naufragio defensivo de su equipo, Rafa Sáez profundiza en la cuestión: «Sobre todo, debemos cometer los menores errores propios, no forzados por el rival». O empleando el lenguaje coloquial del fútbol, el Arousa no puede permitirse el lujo de andar ofreciendo regalos, porque en la Tercera nadie te va a decir que no a cogerlos. Si sus hombres lo interiorizan, el C.D. Estradense, con su doloroso 0-2, se habrá convertido en el nuevo mejor amigo del equipo vilagarciano. Sobre todo cuando es de esperar que el regreso esta semana a la convocatoria de Pedro Beda para la visita al As Pontes devuelva al Arousa a la senda del gol, con el tanto del punta brasileño en el minuto 18 de la primera jornada como única producción goleadora de los de Rafa Sáez en lo que va de temporada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El nuevo mejor amigo del Arousa debería llamarse C.D. Estradense