Cobra fuerza la posibilidad de que el BNG entre en el gobierno de Cambados

PSOE, Somos y nacionalistas acercan posturas y se volverán a reunir el martes


cambados / la voz

Ni hay un documento cerrado ni ningún dirigente político quiere hacer valoraciones de momento, pero las sensación que se palpa tras la reunión del martes entre el PSOE, Somos y BNG es que la posibilidad de formar un gobierno tripartito en Cambados está más cerca que hace un mes. Tal y como había anunciado la alcaldesa, Fátima Abal, con septiembre se retomaron las negociaciones con el Bloque, y estas parece que van bien encaminadas, tanto que las tres partes quedaron convocadas para el próximo martes para seguir hablando de las condiciones para cerrar un pacto de gobierno.

El reparto de áreas vuelve a ser el principal escollo a salvar, no tanto por la distribución de cada una de ellas -nadie pone en duda de que en caso de cuajar el tripartito el BNG seguiría llevando las mismas competencias que asumió en el 2015 (Cultura, Deportes, Educación, Patrimonio, Normalización Lingüística, Medio Ambiente y Mar)- como en la organización de las mismas.

En el anterior mandato se solaparon algunas competencias, lo cual provocó no pocas fricciones, que a punto estuvieron de echar por tierra el cuatripartito.

Más allá de los órdagos de José Ramón Abal, el BNG también estaba molesto por lo que consideraba una intromisión de Pode y Somos en sus áreas, caso de las intervenciones en los colegios. En el Bloque no están dispuestos a pasar por situaciones de este tipo, de manera que piden que se plasme por escrito y de forma diáfana las competencias que afectan a sus áreas así como la dotación presupuestaria para poder llevar a cabo su proyecto político.

No es nada nuevo. Ya lo demandaron en junio y entonces no fueron capaces de cerrar un acuerdo con el PSOE y Somos. Hoy por hoy parece que hay mayor predisposición para superar estos reparos y, a partir de ahí, será el momento de hablar de las liberaciones.

Como ya es sabido, el BNG frustró en pleno con su voto la posibilidad de que el bipartito (PSOE-Somos) sacara adelante su propuesta salarial para los concejales del gobierno y solo apoyó, con sus condiciones, el sueldo a dedicación completa para la alcaldesa.

El grupo nacionalista quiso así dejar claro que el bipartito les necesita a la hora de gobernar, pero más allá de este golpe de efecto, no parece que las liberaciones sean el mayor problema a la hora de cerrar un pacto de gobierno. La propuesta que apoyarían los nacionalistas pasaría porque hubiera una dedicación a tiempo completo para cada grupo político y otra parcial para el grupo más votado, esto es, el PSOE.

El próximo martes se podría despejar definitivamente el panorama político en Cambados, casi cuatro meses después de las elecciones municipales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Cobra fuerza la posibilidad de que el BNG entre en el gobierno de Cambados