Y en septiembre repiten... los atascos

Las obras en la Autovía do Salnés arrancaron ayer con las playas aún al alza


Arousa La Voz

Suspendió la Xunta, allá por finales de junio, las obras de asfaltado de la Autovía do Salnés con la lógica aplastante de que el tráfico aumentaría durante los meses del estío por la llegada de los veraneantes. Bien es verdad que es curioso que ese argumento de adaptarse a una mayor presencia de personas, con todo lo que eso conlleva, no se traslade a los Pac, que es donde se produjeron los grandes atascos de verdad durante el estío en la comarca arousana.

El asunto es que, a primeros de julio, desde Santiago se mandó parar y ahora, con septiembre ya en funcionamiento, se ha decidido presionar de nuevo el botón de arranque de los trabajos. Sucede, sin embargo, que el verano ha decidido desperezarse, tras un mes de julio en el que estuvo remolón, y que las playas siguen hasta arriba. Septiembre es siempre un mes especialmente agradable en O Salnés y cada vez son más quienes deciden estirar, o adaptar, sus vacaciones al séptimo mes en Arousa y disfrutar de todo lo que eso supone. Los treinta grados que tuvo la comarca ayer y las ansias de playa que tiene mucha gente, que ha disfrutado menos de Lorenzo que en años anteriores, provocan que la afluencia de vehículos disminuya, claro está, pero que los trabajos que ayer se reactivaron causaran atascos a la hora del repliegue desde los arenales.

Los trabajos comenzaron con la reparación de grietas y la la corrección del peralte de una curva ?algo que obligará a utilizar carriles alternos y a anular incluso una de las dos calzadas de la vía?. Ayer, los conos ya estaban colocados y uno de los carriles de la vía había quedado anulado por la presencia de los operarios.

De todas formas, el grueso de los problemas comenzarán en un par de semanas y se prolongarán durante algo más de un mes. Será entonces cuando los vehículos que circulen hacia Sanxenxo y O Grove tendrán que abandonar la autovía al poco de incorporarse a ella, en el nudo de Curro. Deberán embocar la carretera PO-300, que comunica Mosteiro con Cambados, para abandonarla en el punto en el que esta se cruza con la EP-9305, que conduce hacia la rotonda de Os Castaños, donde se inicia la Ruta da Pedra e a Auga, a través de Barrantes. Según los datos que maneja la Xunta en materia de intensidad de la circulación, esta situación afectará a un promedio de 19.000 desplazamientos cada día en el mes de septiembre.

La medida ha causado cierta dosis de alarma en O Grove porque, más allá de lo que suceda en este verano de septiembre que parece que nos va a acompañar durante los próximos días, la localidad meca mira ya con ojos golosos la afluencia de visitantes para la Festa do Marisco. Una Festa do Marisco que se mezclaría con el guirigay de unas obras que no está previsto que concluyan muchos antes de que este 2020 llegue a su fin.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Y en septiembre repiten... los atascos