Los concellos piden soluciones a la falta de médicos durante el verano

Hubo listas de espera de hasta tres semanas en atención primaria  y saturación en los servicios de urgencias. Se empieza a gestar en la comarca la creación de una plataforma de afectados


vilagarcía / la voz

Agosto toca a su fin y con él un bimestre complicado en los centros de salud de la comarca y los Puntos de Atención Continuada (PAC). Las vacaciones y bajas laborales han dejado muchas consultas bajo mínimos, con lo que ello comporta de pérdida de la calidad asistencial para los usuarios y empeoramiento de las condiciones de trabajo para los profesionales.

Todo ello se tradujo en el aumento de las listas de espera en atención primaria hasta alcanzar, como ocurrió en el consultorio de Baión (Vilanova), las tres semanas; carteras por facultativo con una media de 40 citas diarias en Cambados y ausencia de médicos y de pediatras en los centros de salud de A Illa, Catoira, Paradela, Mosteiro y Ribadumia, entre otros.

En el PAC de O Grove siguieron esta semana sin refuerzos y, por tanto, con un único médico para atender a una población que se multiplica en verano como consecuencia del turismo y en A Illa vuelven a partir de la semana próxima a estar en precario por vacaciones del personal, según los datos que facilitan desde el sindicato médico O’Mega.

Ante esta situación, cada vez son más y más contundentes las voces que surgen de la esfera política pidiendo soluciones. «La sanidad gallega está en la uvi», le reprochaba este jueves el alcalde de O Grove a Núñez Feijoo, a quien retó a visitar la localidad para comprobar las carencias de personal que sufren en el centro de salud. O Grove dejó patente su descontento con la situación de la sanidad el pasado marzo con una multitudinaria manifestación por las calles del pueblo y la alcaldesa de Meis, Marta Giráldez, advertía esta misma semana de que, o la Xunta dota de médicos los centros de salud del municipio, o desde el Ayuntamiento se movilizará a la población. En Ribadumia se lleva a cabo una recogida de firmas promovida por el PSOE y han realizado varias concentraciones de protesta a las puertas del centro de salud, la última el día 6 de agosto.

En el Concello de Cambados también llevan meses recogiendo firmas y se han movilizado en varias ocasiones para dejar patente su indignación por los recortes, que en la villa del albariño llevaron al cierre del centro de salud en horario de mañana durante el verano. De momento, las consultas por la tarde están en suspenso, hasta octubre.

En Catoira no fueron ajenos a estos problemas durante este verano; hubo semanas en las que solo trabajó un facultativo, lo que llevó al alcalde, Xoán Castaño a entrevistarse días atrás con el gerente de la EOXI.

Vilagarcía tampoco es ajena a esta situación. Julio arrancó con listas de espera más abultadas de lo habitual en atención primaria y con las consultas del PAC de San Roque saturadas lo que llevó al regidor, Alberto Varela, a realizar duras críticas a la Xunta por su modelo sanitario. Frente a estas quejas, que parten siempre de los Concellos gobernados por la izquierda -los alcaldes del PP guardan silencio- el Sergas sostiene que las necesidades asistenciales están cubiertas.

Los usuarios también protestan y empiezan a gestar una plataforma vecinal

Los médicos y los políticos no son los únicos que se quejan por las carencias en la sanidad. Los usuarios son los más perjudicados y en la comarca ya se esta fraguando la creación de una plataforma de afectados por las listas de espera con el fin de ejercer presión social ante la Xunta e aras de corregir la deriva que está tomando el servicio público. Los promotores de la iniciativa se acaban de reunir con el alcalde y las concejalas de Sanidade y Servizos Sociais de Vilagarcía para explicarles los motivos que les mueven y solicitar su apoyo; en los próximos días se entrevistarán con el portavoz de Sanidad del PSdeG-PSOE en el Parlamento gallego, Julio Torrado.

Muestra de la sintonía alcanzada entre el colectivo y el ejecutivo local es que Ravella ha puesto a su disposición un local en el auditorio para que puedan utilizarlo un día a la semana como punto de información y de asesoramiento a los afectados.

Apoyo de Ravella

«O goberno local comparte a preocupación e o malestar existente polas deficiencias de funcionamento do Sergas e a negación da Xunta da existencia de problemas en xeral, e máis en concreto no centro de saúde de San Roque en Vilagarcía e no propio Hospital do Salnés, que son os casos coñecidos directamente en Vilagarcía e obxecto de reiteradas queixas e denuncias por parte de usuarios, profesionais dos propios centros sanitarios», según explican desde Ravella. En este contexto, Varela recuerda que lleva años exigiendo la construcción de un nuevo centro de salud en la ciudad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los concellos piden soluciones a la falta de médicos durante el verano