Los funcionarios de Vilanova anuncian medidas legales contra Durán por sus críticas a la policía

Los agentes afirman que sus bajas están «justificadísimas»


Vilanova / la voz

Las declaraciones del alcalde Gonzalo Durán el pasado viernes levantando sospechas sobre las bajas laborales que cogen los policías locales han desatado una cascada de reacciones en Vilanova. La más contundente la firma el sindicato CSIF en representación de los funcionarios del Concello, que acusa al regidor popular de tratar de generar odio y violencia contra el cuerpo policial y anuncia medidas legales contra él «por se puidera considerarse delito de apoloxía».

Durán Hermida anunció una investigación interna para comprobar si las bajas que se producen en la policía obedecen a motivos objetivos y el CSIF le reta a hacerlo, «porque así se podería demostrar a irresponsabilidade máxima do alcalde». «En ditas declaracións tamén pon en dúbida a profesionalidade doutros funcionarios como a Garda Civil, os médicos que asinan as baixas e os da propia inspección médica».

Solo nueve agentes

El sindicato pide a Durán y su gobierno que rectifiquen sus palabras y los acusa de «mirar para outro lado»

a la hora de resolver la precaria situación que atraviesa la policía local. La falta de personal obliga a realizar patrullas unipersonales y a suspender guardias, como ocurrió este fin de semana por la tarde. Llueve sobre mojado. Vilanova dispone actualmente de nueve agentes -tiene vacante la plaza de inspector-jefe tras la jubilación de Joaquín García-, de los cuales seis están fuera de servicio por bajas laborales y vacaciones. El sindicato señala que, por población, el municipio debería contar con un mínimo de 18 efectivos en aplicación de la Lei de Coordinación del año 2007 y, frente a esta situación, en Vilanova ni siquiera contratan auxiliares para reforzar la plantilla durante el verano, en contra de lo que ocurre en otros ayuntamientos de la comarca.

Gonzalo Durán sostiene que no es necesario ningún refuerzo y si hay poca plantilla es, precisamente, por que los agentes cogen demasiadas bajas, más que en el resto de los departamentos municipales.

En la policía no han pasado por alto estas declaraciones y ayer señalaban que las bajas son «justificadísimas» dada la naturaleza de su trabajo. El pasado jueves, por ejemplo, un agente sufrió heridas en una mano al reducir a un individuo que estaba ocasionando altercados públicos, lo cual le obligó a coger una baja médica.

Durán también criticó que los policías eligiesen el verano para disfrutar de sus vacaciones y los agentes recuerdan que viene haciéndose de este modo desde hace 25 años sin que nadie haya protestado por ello. También denuncian dejadez por parte del regidor a la hora de nombrar a un inspector accidental mientras no se cubra la plaza de forma definitiva. «Queremos dar un servicio de calidad y el alcalde pretende desmantelar y desprestigiar el servicio policial, no lo vamos a permitir», señalan.

Ofensiva del PSOE

El PSOE también terció ayer en esta polémica. Hablan de desvaríos de Durán y lo acusan de jugar con la seguridad de los agentes y de la ciudadanía al no poner orden en un servicio que, especialmente en verano, resulta fundamental en el pueblo. Los socialistas anuncian que realizarán una propuesta «sensata» para elevar a pleno en relación a este problema «ante a falta de capacitación do alcalde».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los funcionarios de Vilanova anuncian medidas legales contra Durán por sus críticas a la policía