As Revenidas reunió a trece mil personas contra viento y marea

Cinco mil comensales se dieron cita en la sardiñada popular a la sombra del parque de Dona Concha pese al tiempo dubitativo


vilagarcía / la voz

Es probable que la edición que el domingo concluyó en el puerto de Vilaxoán haya sido una de las más complicadas a las que se ha enfrentado la organización de As Revenidas. El festival por antonomasia de Vilagarcía se las vio esta vez con un contrincante al que ni el público ni las entradas, ni las mejores bandas ni ninguna ayuda económica pueden derrotar: el mal tiempo. El temporal que el jueves por la noche se desató sobre la ría de Arousa inutilizó el escenario principal, que no sirvió de nada durante la primera jornada, la del viernes, obligando a las bandas a turnarse en las tablas secundarias y a reorganizar los tiempos de actuación. Al poder de disuasión de la lluvia y el viento se sumó la confluencia de eventos en el superpoblado calendario estival galaico, con el Marisquiño de Vigo como más feroz competencia. Teniendo todo esto en cuenta, As Revenidas demostró músculo y capacidad para despertar la complicidad de su gente, al congregar a unas trece mil personas durante el difícil fin de semana.

Para arrancar, el viernes, con el hándicap del temporal todavía a cuestas y Desakato, Mal Eleve y The Baboon Show como principales ganchos musicales. Según la organización, los conciertos de pago contaron ese primer día con dos mil asistentes.

La prueba del algodón llegó, como siempre, al día siguiente, en el que el festival reivindica su faceta más popular con la sardiñada tradicional que dio origen a todo esto y un buen puñado de programación cultural gratuita en el parque de Dona Concha. Cinco mil comensales se dispusieron en las largas mesas de madera para despachar una tonelada de sardinas en dos tandas, al mediodía y al caer la noche, tras el concierto de una de las bandas más esperadas en esta edición: los Gatillazo de Evaristo Páramos. Esos cinco mil participantes en la sardiñada se completan con los 2.800 asistentes al recinto del puerto, que, esta vez sí, pudo desplegar sus dos escenarios.

«Sold out» a bordo

La cifra del domingo, por lo que respecta a las actuaciones de pago, fue similar a la del viernes: dos mil almas entre un público que pudo disfrutar de Nao, en su gira de despedida, y del movido gypsy punk que practica la banda neoyorquina Gogol Bordello. Horas antes, hacia el mediodía, Dakidarría reunía a 1.300 personas en su concierto acústico gratuito. Por fin, las dos jornadas de conciertos a bordo del Chasula agotaron las plazas disponibles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

As Revenidas reunió a trece mil personas contra viento y marea