Ravella se pone firme para hacer que se cumpla la ordenanza de terrazas

Amenaza con sancionar a quien cometa excesos tanto de ocupación como de horarios


vilagarcía / la voz

Las terrazas son un lugar excelente para disfrutar del verano. Pero, si se producen excesos, esos espacios pueden convertirse en una fuente de conflictos. Tras recibir quejas de vecinos por el «incumprimento da ordenanza de terrazas, tanto no que se refire á ocupación de espazos coma aos horarios», el concejal de Turismo, Álvaro Carou, ha decidido enviar a todos los hosteleros una circular en la que les recuerda «as súas obrigas e a posibilidade de que se apliquen sancións, de acordo coa propia ordenanza».

El envío de esa circular es una de las medidas pactadas por Carou con la Asociación de Hostalería e Iniciativas Turísticas, Ahituvi, con la que mantuvo una reunión hace unos días. «As dúas partes, administración e profesionais, están de acordo en que, dentro da flexibilidade, hai que ter sempre en conta a necesidade de conciliar todos os intereses: os dos empresarios da hostalería e dos seus clientes, pero tamén os de veciños que simplemente pasean pola rúa ou viven nela».

En la carta, el Concello recuerda que se debe «extremar o respecto ás superficies, aforo e, sobre todo, itinerarios libres para a circulación dos cidadáns». Pero, al margen de los problemas de ocupación de espacio, Ravella también reclama la colaboración de los hosteleros en el cumplimiento de los horarios, porque una conversación de terraza a deshora puede ser todo un tormento para el vecindario. «Respectar horarios, espazos e aforo é a mellor maneira de evitar as sancións que están previstas na propia ordenanza», dice el Concello. En ese sentido, recuerdan que cafés, bares y restaurantes, pueden servir en sus terrazas hasta las doce y media las noches de semana, y hasta la 1,30 en fin de semana. En el caso de pubs, discotecas y bares especiales, el horario semanal acaba a la 1,30, y en fin de semana se prorroga hasta una hora después. Eso sí, durante las fiestas «o horario de recollida se estenderá unha hora máis». En todo caso, las terrazas no podrán instalarse antes de las ocho de la mañana.

«As terrazas contribúen a facer unha cidade máis viva, pero iso ten que ter un límite nos dereitos dos viandantes e dos residentes», concluye el concejal de Turismo. Y confía Álvaro Carou en que los hosteleros también lo vean de esa forma. De entrada, parece que desde la asociación que los aglutina ven con buenos ojos una campaña que, apuntan algunas voces, obligará a todos los hosteleros a jugar con las mismas cartas.

El Concello de O Grove ha pintado las zonas de paso en varias calles de la villa

Vilagarcía no es la única localidad arousana en la que la convivencia de terrazas y usuarios de la calle se complica durante los meses de verano. Igual que ocurre en algunas calles de la localidad, en algunos puntos del casco urbano meco, el Concello veía con desesperación como las mesas y las sillas crecían sin control, ocupando toda la vía e impidiendo a los peatones circular con un mínimo de holgura. Buena muestra de esta situación es la calle Platerías, donde el Concello ha decidido pintar unas líneas azules en el suelo marcando el espacio que debe quedar reservado, sea como sea, para los viandantes. El concejal Juan Ramón Outeda fue el encargado de trasladar a los hosteleros de la zona la decisión adoptada por el ejecutivo que encabeza José Cacabelos (PSOE).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ravella se pone firme para hacer que se cumpla la ordenanza de terrazas