El gobierno de Vilanova se sube el sueldo y desata las críticas de la oposición

El alcalde se defiende: «La ley me permite otro liberado y yo pierdo dinero, como médico ganaba más»


vilanova / la voz

Vilanova se convirtió ayer en el primer Concello de la comarca en celebrar el pleno de organización de sus órganos de gobierno, y el mandato se estrena con polémica. El alcalde y los concejales del PP se han subido el sueldo y las críticas de la oposición no se han hecho esperar. «Gonzalo Durán, después de llevar más de treinta años en política, no sabe reducir ni contener gastos en proporción a las necesidades de los vecinos y vecinas, sino que solo mira los intereses económicos de su formación», señala secretaria xeral del PSOE vilanovés, Sheila Ferreira. Por eso, su grupo votó en contra ayer, y por que teme que el aumento de esta partida económica acabe afectando a la estabilidad financiera de un Concello que está sujeto a un plan de ajuste.

Un argumento similar utilizó la portavoz de Gañemos, Elena Cores, que también le reprocha al PP que suba los salarios cuando las arcas municipales están en números rojos.

Según los acuerdos adoptados ayer, el alcalde Gonzalo Durán y los concejales liberados, Javier Tourís y Nuria Morgade, cobrarán 3.000 euros más este mandato respecto al anterior; el regidor pasará a percibir unas retribuciones brutas al año de 53.065 euros y su primer y segundo tenientes de alcalde, 29.664 euros cada uno. Caso aparte merece el de la concejala Ana Carballa, que se mantiene como la cuarta persona liberada del gobierno, pero en su caso dobla el sueldo, pasando de 15.000 a 29.664 euros. A mayores, la alcaldía dispone de dos puestos de confianza, que ocupan Benito Portas y Julio Portas, con una retribución de 29.664 euros brutos anuales, respectivamente. Y teniendo en cuenta que a los sueldos hay que sumar los gastos de la Seguridad Social, el importe total se eleva a 250.000 euros.

El alcalde se defiende: «El sueldo de los políticos lleva congelado ocho años y la subida de Ana [Carballa] era de justicia. Yo no cobro por la mancomunidad, ni por asistir a plenos... yo pierdo dinero, porque cuando trabajaba como médico ganaba más, cobraba 62.000 euros. Hay que decirlo todo, estamos hablando de 2.500 euros líquidos y de 1.500 para los demás [liberados]». El regidor no cree que sean cifras excesivas y, puntualiza, «por ley podría tener un liberado más, hasta cinco».

Frente a las críticas, Durán reprocha a la oposición su postura, «porque bien que aprobaron la subida por asistencia a plenos y bien que se benefician de la subida de la asignación a los partidos políticos». Y acusa a Javier Dios de actuar por envidia y por venganza «porque a él lo echaron de la Diputación».

Los concejales pasarán a percibir de 70 a 100 euros por sesión y la Xunta Local de Goberno pasa a reunirse cada semana, lo que, según el PSOE, supondrán unos gastos a mayores de 120 euros mensuales.

Durán, Tourís y Javier Dios serán los representantes en la mancomunidad

El pleno de Vilanova también se convirtió en el primero en designar a sus representantes en la junta gestora de la Mancomunidade do Salnés. Al alcalde Gonzalo Durán, que es miembro nato, se suman Javier Tourís (PP), que repite, y Javier Dios Pomares (PSOE), que se estrenará en este foro. El socialista obtuvo los cinco votos necesarios para su elección gracias al apoyo de Gañemos Vilanova. El BNG no estaba presente en el momento de la votación. Los socialistas de Vilanova sumarán en la izquierda en la mancomunidad y logra aumentar su presencia en las comisiones informativas del Concello en aplicación del criterio de proporcionalidad, pasando de dos a tres miembros: el PP pasa a tener seis representantes, el PSOE sube a tres y Gañemos y BNG, uno, respectivamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El gobierno de Vilanova se sube el sueldo y desata las críticas de la oposición