«La piragua me aporta disciplina, una rutina que ayuda a tener metas»

El piragüista del Umia se muestra satisfecho con el resultado obtenido y confiado de cara a futuras citas


Podría parecer que la Baixada do Umia ya no tiene secretos para Antonio Palmás, miembro del club de piragüismo Vilaboa, que de nuevo se ha alzado como vencedor de la prueba tras una ausentarse de la prueba tras haberla dominado durante varios años seguidos. Su regreso sabe a gloria.

-No es la primera vez que gana esta prueba. Tampoco la segunda.

-Creo que es la sexta, sí.

-¿Y cómo se ordena eso en su cabeza? ¿Cuál es la explicación a ese mandato incontestable.

-Es un río que me gusta. Este año conste que fue un poco diferente, pero que me encanta hacer su descenso.

-Es usted la persona que más veces ha ganado la bajada. Algún secreto debe tener.

-Pues creo que sí, que soy el participante que más veces ha quedado primero en esta categoría. Sé que hubo algún otro que la ganó cinco veces seguidas pero... Es cierto que yo estuve ahora dos o tres años sin bajar el Umia, que me coincidía con otra regatas del calendario nacional y había que escoger. Este año volví a bajarlo y, por suerte, volví a ganar.

-Imagino que está feliz, al poder lograr la victoria en una prueba que le gusta yen la que se siente cómodo.

-Sí, claro. Este año los rivales, que conste, me lo pusieron muy difícil. Fue una prueba de muchísimo nivel y la verdad que pude finalizarla muy contento al ver cómo me había salido.

-Usted es natural de Vilaboa.

-De Paredes, concretamente.

-Se mantiene fiel al equipo de su casa. ¿Le tratan bien?

-Por supuesto, es como mi segunda casa. Paso más tiempo entrenando por aquí en casa, realmente [ríe].

-Es algo que va implícito para competir a su nivel, ¿no? Pasar más tiempo en el agua que sobre la tierra. ¿Es difícil mantener el equilibrio en el día a día?

-En mi caso trabajo a turnos, así que trato compaginar el trabajo con el poder hacer las rutinas de entrenamiento. Normalmente yo entreno solamente una vez al día, no tengo mucho más margen. Pero bueno, con un poquito de organización yo creo que uno conseguir todo lo que se proponga.

-¿Recuerda la primera vez que le subieron a una piragua?

-Tendría unos ocho años. Ahora tengo 34 así que podemos decir que hace bastantes.

-Y aquí sigue, mejorando y compitiendo.

-Sí, sí; esto ya es una forma de vida, un estilo de vivirla. Es algo que llevo haciendo toda la vida porque me gusta.

-¿Qué le aporta el competir?

-Ya no es solamente el hecho de competir, es el poder tener día a día una disciplina, una rutina que te ayude a tener unas metas. Igual con otro deporte sería diferente. Realmente esto es lo que he hecho toda mi vida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La piragua me aporta disciplina, una rutina que ayuda a tener metas»