La alcaldía de Fátima Abal, en el aire a cuatro días de la investidura

PSOE, Somos y BNG están convocados hoy a una reunión para negociar un pacto


cambados / la voz

Los resultados del 26 de mayo (cuatro concejales el PSOE, tres, Somos y dos el BNG) parecía que despejaban el camino para que Cambados tuviera un gobierno de izquierdas sostenido sobre estas tres patas. Pero a cuatro días del pleno de investidura, esta certeza se ha diluido en solo una posibilidad.

La socialista Fátima Abal solo puede repetir en la alcaldía con el apoyo de Somos, y los de Tino Cordal solo votarán a favor de su investidura si antes del sábado se firma un acuerdo de gobierno. Ayer por la tarde estaba prevista la primera reunión entre ambas partes para hablar del asunto, y lo hacían con expectativas muy dispares. Somos tenía preparado un decálogo de mínimos entre los que se incluye la primera tenencia de alcaldía, la entrada en el reparto de las delegaciones que hasta la fecha lleva José Ramón Abal (Obras, Urbanismo, Servizos, Tráfico y Enoturismo) y una distribución de las liberaciones y de asientos en la Xunta Local de Goberno proporcional al número de votos de cada formación.

Pero en el PSOE afirmaban antes de entrar en la reunión que no era el momento de plantear este tipo de cuestiones y que de este encuentro no iba a salir ningún compromiso definitivo.

Además, ¿cómo se van a repartir las áreas de gobierno sin consensuarlo con el BNG?, argumentaban los socialistas, y el Bloque no estaba invitado ayer. Sí lo están a otra reunión convocada para hoy, pero los de Víctor Caamaño ya avanzaron que no acudirán, ni a esta cita ni a ninguna otra de carácter bilateral. Opinan en el Bloque, y coinciden en esto con Somos Cambados, que las negociaciones deben celebrarse a tres bandas pues, de otro modo, «estas conversas non conducen a nada», según indicaron ayer desde el Consello Local del BNG. Dijeron más. Califican de «inexplicable» el modo de proceder de los socialistas a la hora de plantear un gobierno de coalición y que, si siguen encontrando palos en las ruedas, «non teriamos problema en traballar polos veciños e veciñas de Cambados desde a oposición».

El Bloque no pone en cuestión su apoyo a la investidura de Fátima Abal: «Nin por activa ni por pasiva favoreceremos a volta do PP ao goberno de Cambados», aclaran. Pero los seis votos de PSOE y BNG no suman lo suficiente contra los siete que obtuvo el PP, que fue la fuerza más votada en las elecciones municipales.

Los tres votos de Somos son imprescindibles para Fátima Abal y la formación de Cordal mantiene su órdago: o se cierra un pacto de gobierno antes del pleno o Luis Aragunde será alcalde el sábado.

Pero este escenario que pintaba tan negro a las tres de la tarde, se despejó al anochecer tras la reunión mantenida por PSOE y Somos. De allí se salió con un compromiso de que los socialistas convocarán na nueva reunión, está si a tres bandas, con el Bloque sentado a la misa mesa. Los nacionalistas hoy no pueden asistir debido debido a la premura de tiempo y probablemente se celebra mañana jueves.

Los socialistas hacen una llamada a la tranquilidad y se reafirman en su voluntad de llegar a un acuerdo con Somos y BNG para formar un tripartito. La cortesía política o la conveniencia de no cerrarse ninguna puerta llevó al PSOE a reunirse el lunes con Cambados Pode, aunque el voto de José Ramón Abal, esta vez, no es necesario a la hora de articular ninguna mayoría, ni por la izquierda ni por la derecha.

El BNG califica de inexplicable la actitud del PSOE y dice estar dispuesto a irse a la oposición

La incógnita se mantiene, también, en los concellos de Meaño y de Catoira

Catoira y Meaño son las otras plazas a las que habrá que estar muy atentos en las próximas horas. En estos concellos tampoco está definido, a día de hoy, quien va a ocupar la alcaldía ni como se van a conformar los nuevos gobiernos locales. En el municipio vikingo, la decisión está en manos de la asamblea local del BNG, que debe pronunciarse sobre si participan de una estrategia conjunta con el PP para apartar a Alberto García de la alcaldía -lo cual otorgaría a Xan Castaño el bastón de mando- o si, como indica la dirección nacional, quedan al margen de cualquier alianza con la derecha y permiten que el veterano socialista siga al frente del Concello. Ante una decisión de semejante calibre, el BNG de Catoira optó por escuchar a las bases para que sean ellas las que inclinen la balanza en un sentido o en otro. El viernes debería quedar despejada la incógnita.

También ese día debería arrojarse luz sobre el futuro político en Meaño. El PP, aun siendo la lista más votada, podría perder la alcaldía si Meaño Independente y el PSOE llegan a un acuerdo para investir a Jose Aspérez el próximo sábado. Pero a día de ayer esta alianza se antojaba lejana. El grupo socialista sostiene que desde la última reunión con Aspérez, hace dos semanas, no han vuelto a ser convocados para hablar del asunto y, entre tanto, «non imos apoiar a ningún outro partido», según sostiene su candidata Ana Belén García. El líder independiente ni confirma ni desmiente la existencia de contactos «para no crear susceptibilidades», dijo, y en el PP guardan un mutismo absoluto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La alcaldía de Fátima Abal, en el aire a cuatro días de la investidura