Más afiliaciones de mujeres a la Seguridad Social que antes de la crisis

Son un 3 % superiores al 2007, frente al 15,5 % menor entre los hombres arousanos


vilagarcía / la voz

Todavía resultan mayoría los indicadores en camino de completar su recuperación tras la mayor crisis vivida por buena parte de la población española. El del mercado de trabajo es, sin duda, el que mayor preocupación genera en el grueso de la ciudadanía, con unas tasas de paro de dos dígitos que reflejan la debilidad de la estructura laboral de la quinta economía de la Unión Europea. En la comarca de Arousa, los datos brutos de afiliaciones a la Seguridad Social nos siguen diciendo que aún queda un buen trecho para llegar a ver de nuevo registros como los previos al desplome del monopoly de ladrillo que hundió las cuentas de tantas y tantas familias. Claro que, por fortuna, ya hay una parte de la sociedad arousana que, once años después del estallido de la burbuja inmobiliaria, se mueve, al menos cuantitativamente, en márgenes más anchos que los registrados en el 2007, punto de inflexión de aquella sociedad que había llegado a soñar con el pleno empleo.

Un lustro de mejoría insuficiente

El Instituto Galego de Estatística (IGE) ha registrado durante los cinco últimos años un incremento constante del número total de afiliaciones a la Seguridad Social en el conjunto de los once ayuntamientos de O Salnés y Baixo Ulla. Un fenómeno que ha incidido de manera distinta entre los trabajadores y trabajadoras. Y es que si al término del 2018 entre los hombres la cifra continuaba un 15,52 % por debajo respecto a la de diciembre del 2007, en el caso de las mujeres se constata un aumento del 3,08 % en la comparativa entre ambos períodos.

En el último mes del 2007 eran 40.389 las afiliaciones a la Seguridad Social de trabajadores con residencia en los municipios de la comarca. De ellas, 23.266 correspondían a hombres, y las 17.123 restantes a mujeres. Al cierre del último año la cifra total ascendía a 37.307, un 7,63 % menos; 19.655 de varones, 3.611 por debajo del 2007, y las otras 17.652 de trabajadoras, 529 más.

Acercándose al 50%-50%

La comparativa permite observar cómo la crisis y su paulatina salida de la misma han generado un considerable avance en el recorte de la brecha de género entre afiliadas y afiliados a la Seguridad Social en la comarca, al menos por cuanto se refiere a su número. Si en el 2007 el 57,6 % del total de las cotizaciones correspondían a hombres por el 42,4 % a mujeres, esa relación era a diciembre del 2018 del 52,7% y el 47,3 %. Cierto es también que esta última cifra resulta un 0,55 % inferior a la parte femenina del conjunto en el 2013, el peor año de la crisis, en el que llegó a ser del 47,85 %.

El recorte en la brecha de género obedece en buena medida al mayor impacto del estallido de la burbuja entre las cotizaciones de varones, perdiéndose en Arousa en los primeros seis años de la crisis 6.162, un 26,48 %, para caer a un mínimo de 17.104 en el 2013. Cifra esta por debajo de las 17.123 afiliaciones femeninas a la Seguridad Social en el 2007 en la comarca, que padecieron una merma sensiblemente inferior hasta el cénit de la crisis, con 1.427 menos en diciembre del 2013, una pérdida del 8,34 %.

El 2018 acabó con un millar de cotizaciones por encima del año anterior en la zona

 

 

El 2018 finalizaba con 37.307 afiliaciones a la Seguridad Social en el conjunto de los municipios de la banda sur de la Ría de Arousa. El IGE recoge un incremento de 1.077 cotizaciones en la comparativa con el cierre del 2017, cuando la cantidad se había situado en las 36.230. Una mejoría anual de casi el 3 %, 2,97 % para ser exactos, que consolida una tendencia mantenida durante los últimos cinco años en un indicador clave a la hora de dibujar el estado y la progresión de la economía, lastrada ya más que por el ritmo de crecimiento de las afiliaciones, con un 13,74 % de aumento acumulado en Arousa desde el suelo de diciembre del 2013 (32.800 cotizaciones), por la enorme depreciación de los salarios y su correspondiente aportación a la Seguridad Social con respecto al ciclo previo a la crisis.

 

El ejercicio de ventaja del Baixo Ulla respecto a O Salnés

 

 

Un vistazo al dato de afiliaciones a la Seguridad Social permite observar cómo los concellos del Baixo Ulla comenzaron a salir un año antes de la crisis que los de O Salnés. Así, mientras los primeros tocaban fondo en el 2012 con 3.833 cotizaciones (en el 2007 eran 4.828 y 4.541 en el 2018), los segundos lo hacían un año después, cuando Cesures, Valga y Catoira sumaban ya 3.943 afiliaciones. En O Salnés la Seguridad Social contabilizó 28.857 en diciembre del 2013, por las 29.181 de doce meses atrás; en el 2007 habían llegado a ser 35.561, siendo 32.766 en 2018.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más afiliaciones de mujeres a la Seguridad Social que antes de la crisis