¿Furtivismo o despiste en la frontera del Ulla y el mar?

Medio Ambiente decomisó 130 nasas en una zona prohibida; sus dueños afirman que fue un error


vilagarcía / la voz

Un operativo de lucha contra el furtivismo ha permitido decomisar más de 130 nasas ilegales que habían sido fondeadas en las inmediaciones de la isla de Cortegada. La intervención, desarrollada por cuatro agentes facultativos medioambientales y cinco vigilantes de recursos naturales, duró cerca de doce horas y se desarrolló, según explican los responsables de la misma, «dentro do límite fluvial do río Ulla, nunha zona limítrofe co mar que tamén se sitúa no ámbito de protección do Parque Nacional das Illas Atlánticas». Desde el servicio de agentes medioambientales indican que «a pesca neste espazo está regulada polo plan de aproveitamento específico da anguía na desembocadura do Ulla», aprobado el pasado mes de enero. Y las nasas decomisadas son «chopeiras» y no pertenecían a ninguna embarcación autorizada.

Los aparejos, dicen desde la Asociación profesional de axentes forestais e facultativos medioambientais, eran de tres embarcaciones. «As tres foron identificadas e denunciadas, o que deu pé ao inicio de expedientes sancionadores». Ahora, se está intentando identificar a los propietarios de otras dos nasas que «non contaban con boia identificadora».

El hecho de que las nasas estuviesen, como reconocen los agentes, perfectamente señalizadas e identificadas demuestra, dice el patrón mayor de Rianxo, que no había mala fe por parte de sus titulares. «Ninguén vai roubar e deixa o DNI», razona Miguel Iglesias. «Un dos rapaces falou conmigo e díxome que el normalmente bota as nasas nesa zona. Pero equivoucouse; falamos dunha zona limítrofe, e un erro cométeo calquera. O normal tería sido que avisasen do que pasaba, e aínda que lle metesen unha sanción, que non lle quitasen o aparello».

Eso fue, precisamente, lo que hicieron dos agentes medioambientales y un vigilante de recursos naturales en una zódiac del Servizo de Conservación da Natureza, que tuvo que hacer «varias viaxes a terra ata conseguir retirar todos os aparellos». Los demás integrantes del operativo se encargaron de trasladar las nasas a una dependencia oficial de la Xunta de Galicia. Desde la Asociación profesional de axentes forestais e facultativos medioambientais consideran fundamental este tipo de intervenciones para el cuidado del entorno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

¿Furtivismo o despiste en la frontera del Ulla y el mar?