O Salnés tendrá menos niños que ancianos de 80 años en el 2033

Las proyecciones demográficas auguran un horizonte de envejecimiento y dependencia


vilagarcía / la voz

Si veinte años no son nada, catorce, mucho menos. La pirámide que algún día dibujó la población de O Salnés se está convirtiendo a pasos agigantados en un jarrón chino que en cualquier momento del futuro inmediato puede hacerse añicos a fuerza de tornarse insostenible. No es que exista un destino escrito e inamovible, pero sí un instrumento que permite atisbar por dónde van los tiros. Y, tal vez, tratar de poner remedio a la dirección que desde hace tiempo han tomado las cosas. Esta herramienta son las proyecciones demográficas que el Instituto Galego de Estatística ha calculado para los diferentes territorios que componen la comunidad. Solemos gustarnos a nosotros mismos, pensando una ría de Arousa a salvo de las penurias del interior de Galicia gracias a una mayor pujanza económica y demográfica. Hacemos mal. Lo que el IGE pronostica a corto plazo es un panorama en el que la comarca tendrá 4.781 habitantes con edades comprendidas entre los 80 y los 84 años frente a tan solo 3.726 niños menores de cuatro años.

La perspectiva de un envejecimiento acusado nos espera a la vuelta de la esquina, en el 2033. El índice de envejecimiento, que mide el número de personas mayores con respecto a los niños menores de quince años, se multiplicará desde el 124,1 con el que se espera cerrar el 2019 hasta un 193,1. Esto quiere decir que dentro de catorce años O Salnés estará habitado por 193 personas en edad de jubilación por cada cien chavales que aún no habrán alcanzado la edad de trabajar. Prácticamente el doble. Existe otra variable que refuerza esta lectura en absoluto tranquilizadora. Se trata del índice de sobreenvejecimiento, que refleja la relación entre las personas mayores de 85 años y quienes han cumplido los 65. El IGE indica que uno de cada cinco jubilados se irá por encima de aquella edad.

De forma coherente con esta serie de datos, la edad media de los habitantes de O Salnés se incrementará desde los 45,13 años que firmaremos en el 2019 hasta los 49,29 que pronostican las proyecciones. Uno de cada tres arousanos se encontrarán, de hecho, en la franja que media entre los 45 y los 65 años. Y aquí viene otro buen motivo para la reflexión sobre la sostenibilidad de una sociedad con semejante estructura demográfica. Si la relación entre la gente en edad de trabajar, por un lado, y la suma de niños y personas mayores, por el otro, es de 54.880 personas frente a 47.812, y aquí no impera precisamente el pleno empleo, ¿quién va a pagar las facturas?

La perspectiva de que las muertes dupliquen a los nacimientos en apenas catorce años

El saldo vegetativo de O Salnés no es ninguna maravilla. Este año se espera que los fallecimientos superen a los nacimientos en 391 personas. Una tendencia que, de acuerdo con las proyecciones del IGE, no hará sino agravarse con el paso del tiempo. El pronóstico apunta a que, en el horizonte del 2033, la comarca registrará 1.419 defunciones frente a solo 664 alumbramientos. Menos de la mitad, en definitiva, con lo que el resultado del crecimiento natural de la población será negativo en 755 personas.

Si a esas alturas las cifras globales de población no se han desplomado -y no parece que lo vayan a hacer, a la vista de que el IGE otorga a la comarca una población similar a la actual, con 108.471 habitantes- la explicación hay que buscarla en la inmigración. Aunque la llegada de gentes de otros territorios no compensará la caída vegetativa, sí ayudará a amortiguar el golpe, puesto que O Salnés ganará 475 vecinos a través esta vía. Otro motivo para que reflexionen quienes acostumbran a mirar de reojo al que viene de afuera.

Todo lo demás son noticias preocupantes. La edad media a la que una mujer se convierte en madre continuará creciendo, desde los 34,54 años previstos para este 2019 a los 37,13 que el 2033 traerá bajo el brazo. Solo falta un factor en este estudio para que su utilidad sea completa: la relación entre las claves demográficas y la evolución de las condiciones sociolaborales que nos aguardan a los habitantes de esta comarca. Sin perspectivas de un razonable bienestar material será difícil que este negro panorama pueda siquiera verse aliviado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

O Salnés tendrá menos niños que ancianos de 80 años en el 2033