Mobilidade plantea elevar la tarifa del bus en Vilagarcía a 1,5 euros por viaje

La Xunta descarta la mayoría de las alegaciones de O Salnés a su plan de transporte


vilagarcía / la voz

El plan de transporte de viajeros por carretera que entrará en vigor el año que viene, y permanecerá entre nosotros como mínimo un decenio, no será, precisamente, el que desean los municipios de O Salnés. Tampoco la mancomunidad, de cuya idea de un servicio comarcal no hay ni rastro en el proyecto de explotación que la Dirección Xeral de Mobilidade acaba de publicar. Será este documento el que, una vez analizadas las alegaciones, rija los pliegos del concurso que concederá la gestión de las futuras líneas de autobús. Y poco hay en él de lo que municipios como Vilagarcía, O Grove, Cambados, Vilanova o Ribadumia han manifestado a lo largo de los últimos meses. Ni paradas en la estación de ferrocarril, ni incremento sustancial de frecuencias, ni coordinación con el tren, ni nada parecido. Como había anunciado, la Xunta ha corregido su idea inicial de sustituir la estación de autobuses por las dársenas de O Cavadelo para los autocares procedentes del Baixo Ulla. Y poco más. Tanto es así que lo verdaderamente llamativo se sitúa al nivel de las tarifas que plantea el nuevo esquema, y señalan un coste de 1,5 euros por viaje para el mal llamado bus urbano de la capital arousana.

Cabe subrayar que Mobilidade se refiere, en su proyecto, a la tarifa-empresa, es decir, a lo que debe cobrar la concesionaria por viajero, arguyendo que el precio final del billete debe ser establecido en los pliegos de condiciones y las ofertas de las compañías que opten a gestionar las líneas. Pero teniendo en cuenta que, según sus propios cálculos, el servicio de autocar de O Salnés es y será deficitario, aun asumiendo que las operadoras reciban dinero público sería difícil justificar que a los pasajeros se les cobrase muy por debajo. Así que estas son las cifras de referencia: 1.50 euros tanto para el bus interno de Vilagarcía como para los desplazamientos entre la mayoría de los destinos de las dos rutas principales de la comarca, que unen el hospital con O Grove y el hospital con A Illa. Llegar a O Grove costará bastante más, 2,50 euros, desde los municipios de Vilagarcía, Vilanova y A Illa.

Solo por lo que respecta a los recorridos internos de la capital arousana, el incremento sería muy notable de trasladarse directamente al billete, puesto que el viaje sencillo le cuesta hoy al usuario 1,20 euros. Mobilidade había autorizado a Pereira a subir los precios hasta 1,35 euros, pero la firma vilagarciana nunca consideró necesario aplicarlo.

Quedan muchas incógnitas abiertas. La primera, conocer qué empresa se hará con esta concesión, que unifica los servicios del Baixo Ulla con los de Vilagarcía y O Salnés. O empresas, porque, a diferencia del anteproyecto inicial, la Xunta evita ahora jugárselo todo a una carta (estilo Abalo o Monbus) y destaca que los trayectos incluidos en este apartado podrán ser gestionados por más de un concesionario.

Ravella considera que el diseño de las líneas será un completo desastre si se hace efectivo

El resultado del proceso de alegaciones, abordado tras un estudio de campo por parte de la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, de la que depende la Dirección Xeral de Mobilidade, ha sido recibido en Vilagarcía como un auténtico jarro de agua fría. «Solo corrigieron la barbaridad de centralizar en O Cavadelo todas las líneas, porque obviaban la existencia de la estación de autobuses, pero no incluyeron ni la primera de nuestras demandas en cuanto a modificación y ampliación de líneas, ampliación de horarios y frecuencias», lamenta el equipo de Alberto Varela, quien solo cuenta con una declaración de intenciones, y únicamente de palabra, sobre la línea Carril-Vilaxoán, «que será ampliada, una vez adjudicada, para llegar hasta la estación de ferrocarril». El caso, admite el gobierno socialista, es que ni siquiera está recogido en ningún documento.

Ravella lamenta que la Xunta esté dispuesta a «mantener unos servicios obsoletos y desfasados, basados en la configuración que los municipios tenían hace cincuenta años», obviando la realidad actual de Vilagarcía y del conjunto de la comarca de O Salnés, cuyas alegaciones, subraya el Concello arousano, «se basaban en las necesidades reales de los usuarios y estaban muy argumentadas». De mantenerse este diseño, los responsables municipales lamentan que Galicia contará con un sistema de transporte abocado a «un completo desastre». Vilagarcía insistirá en que, al menos en el caso de la conexión a Pontevedra, se recoja una comunicación adecuada con el Hospital do Salnés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Mobilidade plantea elevar la tarifa del bus en Vilagarcía a 1,5 euros por viaje