Un pequeño tornado destroza un par de árboles y daña varios tejados en Cea

Un carballo centenario se derrumbó sobre la carretera, pero no causó daños personales


vilagarcía / la voz

Tremendo susto el que se llevaron los vecinos de la zona de Os Martices, en Cea, durante la noche del lunes. Un pequeño tornado, o al menos eso parece atendiendo a los destrozos que causó, se originó en el lugar, destrozó varios árboles y dañó los tejados de varias casas. El fenómeno causó daños también en el tanatorio, donde varias tapas de las arquetas aparecieron desplazadas de su lugar habitual.

El destrozo más espectacular que causó el tornado fue la caída de un carballo centenario. El suceso se produjo sobre las doce y media de la noche y el árbol, en su caída, arrastró parte del tendido telefónico y destrozó alguna farola. El ejemplar era inmenso y los servicios de emergencias tuvieron que afanarse durante varias horas hasta conseguir retirar sus restos de la carretera.

Tejas tiradas por todos lados

El lugar presentaba restos del paso del tornado, con tejas diseminadas por todos lados y varios de los tejados de las casas de la zona con evidentes daños. Al margen de las tejas desprendidas, varias de las edificaciones presentaban daños tanto en las antenas como en las chimeneas de metal.

Todo sucedió en una noche en la que alerta amarilla por precipitaciones estuvo instalada en O Salnés durante muchas horas. Y lo cierto es que llovió, granizó incluso, pero las precipitaciones distaron mucho de ser tan abundantes como en la jornada del domingo, cuando llovió tanto como en todo el mes de febrero. El lunes, la estación que la Agencia Estatal de Meteorología tiene en Vilagarcía recogió que habían caído poco más de 18 litros por metro cuadrado. Apenas un tercio de la cantidad que había caído el día anterior.

Por lo que respecta al viento, la racha máxima que registró la estación de Vilagarcía no es significativa porque no llegó a alcanzar los 50 km / h.

Por lo que respecta a la previsión del tiempo, las lluvias parece que nos acompañarán todavía unas horas más. Serán en forma de chaparrones, tal y como sucedió durante toda la jornada de ayer, y, según el pronóstico de la Agencia Estatal de Meteorología irán desapareciendo durante el día hasta que el sol aparecerá de nuevo tras varias días oculto a media tarde.

Esa tónica de nubles y claros se mantendrá hasta el fin de semana. Aquí, según la previsión de la AEMET, regresarán las nubes y las precipitaciones, que nos acompañarán durante el sábado y el domingo. Conviene recordar, de todas formas, que los pronósticos con varios días de antelación son muy delicados. En todo caso, parece que las borrascas podrían seguir formando parte de nuestro día y que abril va camino de hacer bueno su muy conocido refrán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un pequeño tornado destroza un par de árboles y daña varios tejados en Cea